Justicia

Extorsión no cesa y justicia va lenta

A pesar de los esfuerzos de las autoridades por combatir las extorsiones que afectan a la industria, el comercio y personas particulares, este delito persiste, a menudo bajo la coordinación de reos, mientras los procesos en tribunales avanzan con lentitud.

Por Glenda Sánchez y Byron Vásquez

Personal del Ministerio Público revisa una bolsa donde se encontraron partes del cuerpo  de una mujer, en la colonia Alameda 2, zona 18. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Personal del Ministerio Público revisa una bolsa donde se encontraron partes del cuerpo  de una mujer, en la colonia Alameda 2, zona 18. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Retrasos en el traslado de los acusados a las audiencias, agendas saturadas de los jueces y acciones dilatorias de los defensores complican la aplicación de penas contra los acusados, que en numerosos casos ya guardan prisión.

Ante ello, el Organismo Judicial (OJ) creará juzgados especializados que atiendan esos casos, debido al alto número de pendientes a causa de las capturas masivas efectuadas por el Ministerio Público en el primer semestre del año —en operativos Rescate del Sur y Rescatando Guate—.

No obstante, los ataques contra pilotos y comerciantes atribuidos a exacciones no cesan.

Antecedentes

El MP acusó a un reo de nombre Amílcar Ezequiel Monzón de extorsionar a una comerciante de Antigua Guatemala desde la prisión de Izabal. Amenazaba con matarla si no le entregaba Q50 mil. La noticia parece de esta semana, pero en realidad es de enero de 1999, cuando este delito empezaba a ganar auge y que se extendió más con el acceso a celulares. En esos 17 años, decenas de comerciantes, taxistas, conductores de buses, empresarios y tenderos han sido asesinados por no pagar la exacción impuesta por pandillas o redes que simulan ser una.

El 2 de mayo de este año, la Policía Nacional Civil y el MP coordinaron el operativo Rescate del Sur, en el que detuvieron a 88 personas por extorsiones.

Habilitaron el Salón Social de la PNC para fichar a los detenidos y utilizaron tecnología de punta para agilizar los registros. Los señalados fueron remitidos al juzgado de Mayor Riesgo C. El juez, para acelerar los procesos, programó las citaciones por grupos de 10 y a través de videoconferencias; sin embargo, no fue sino hasta dos meses después que logró terminar con las audiencias de primera declaración. Los ligó a proceso y los envió a prisión preventiva.

Situación similar ocurrió con la segunda captura masiva de extorsionistas —14 de julio—, cuando fueron aprehendidas 111 personas en la capital y varios departamentos. “Pasó más de un mes para que se terminara la audiencia. Todos fueron ligados y enviados a prisión preventiva”, informó la Fiscalía contra las Extorsiones.

Varias audiencias fueron aplazadas porque no había abogados que representaran a los acusados, estos no eran trasladados, había fallas en el sistema de videoconferencia o porque los defensores solicitaban leer el expediente, entre otros motivos.

Para agilizar, el MP solicitará la unificación de los expedientes a fin de que solo un juzgado se encargue de los casos.

Silvia Patricia Valdés, presidenta del OJ, dijo estar consciente del problema y que afecta a todas las instancias judiciales.

Lo atribuye a la falta de jueces que a su vez se justifica por falta de presupuesto.

“Lo que se pretende es unificar los expedientes a uno solo y crear un juzgado especializado en las extorsiones, porque existe una demanda por las capturas masivas que coordinó el MP”, señaló.

Valdés manifestó que la propuesta se presentará al pleno de magistrados de la CSJ para echar a andar el proyecto, para el cual no ve inconveniente porque siendo los mismos jueces, personal y equipo, no representa gasto extra. “Lo que se pretende es una reasignación de funciones”, enfatizó.

Mora y casos

La presidenta del OJ afirmó que la mora judicial no es solo responsabilidad del juez, sino también de los fiscales, que no han aportado las pruebas, y de las acciones que presentan los mismos acusados.

El MP informó que en la actualidad lleva 818 procesos relacionados con las extorsiones.

Mientras las autoridades buscan soluciones, sectores siguen preocupados por las constantes amenazas de que son objeto. Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala, refirió que una de las medidas que han tomado es la contratación de personal de seguridad para resguardar la vida de las personas que conducen camiones de sus empresas.

“Si se quiere hablar económicamente, se calcula que, a nivel de empresarios, se invierte el 1 por ciento —de sus recursos— en reforzar la seguridad”, detalló.

Algunos transportistas aseguraron que por esos cobros ilegales han tenido que sacar unidades de algunos sectores, porque ahora son varios grupos los que extorsionan y no les alcanza para entregar las cuotas que exigen.

El problema ha llegado al punto de que numerosos locales de mercados han cerrado, entre ellos de Santa Faz y Jocotales, en Chinautla.

La Fiscalía aseguró que trabaja en estrategias para desarticular a las organizaciones criminales, pero deben ser cada vez más especializadas, por las técnicas que estas utilizan para evadir a las autoridades. “Ahora, para no ser rastreados usan diferentes chips telefónicos y emplean a mujeres y niños para entregar los aparatos”, aseveró.

Añadió que “muchas” de las mujeres ya son parte de las estructuras, con su consentimiento, a diferencia de antes, cuando eran utilizadas. Dijo que la extorsión se ha convertido en un modo de vida de numerosas familias guatemaltecas.

Por otra parte, el Congreso de la República no se ha ocupado demodificar el Código Penal para endurecer las penas por este delito y otros relacionados.

Busca amedrentar a la población

A eso de las 3.30 horas de ayer fueron alertados los Bomberos Voluntarios sobre el hallazgo de las partes del cuerpo  de una mujer, a un costado del mercado de la 24 avenida y 15 calle, colonia Alameda 2, zona 18. Tenía un mensaje dirigido a los comerciantes para presionarlos a que paguen extorsión.

En el lugar fueron localizadas la cabeza y dos manos, además de un suéter  amarillo y una sábana del mismo color.

Junto a los restos humanos  había una nota escrita a mano, con marcador azul y firmada por un presunto pandillero con el alias   el Demonio, en donde se intimida a los comerciantes del mercado de la citada colonia para que paguen la extorsión. Se desconoce aún la identidad de la víctima mortal.

Más restos

A las 8.30 horas, cuando el Ministerio Público estaba por finalizar la diligencia en  la Alameda 2, trascendió que entre las colonias San Luis Buena Vista y Llanos de Santa María, ambas de San Pedro Ayampuc, había más restos humanos.

En efecto, en un  área verde que divide las mencionadas colonias fueron localizados un torso y, a unos 20 metros, entre una bolsa de nailon,   dos brazos, las piernas y un pie derecho.

Investigadores consideran que  los restos podrían corresponder a la  mujer  cuyas partes  fueron localizadas en la primera colonia citada, en la zona 18, ya que los cortes eran recientes.

Los detectives también mencionaron que se presume que los victimarios mataron a la mujer en un área cercana al sitio donde fueron hallados los restos en San Pedro Ayampuc, y que desde este lugar trasladaron la cabeza y las dos manos a la zona 18.

Luto y drama

  • El último 29 de noviembre, transportistas de la zona 7 capitalina suspendieron el servicio luego de un ataque armado que dejó dos muertos y dos heridos en un autobús.
  • Las acciones de los pilotos y ayudantes afectaron a cientos de personas que residen en esa zona, quienes han tenido que usar un transporte alternativo para salir del lugar hacia sus actividades cotidianas.
  • En julio de este año, el piloto de un bus de la ruta 70 escribió una carta que nunca llegó a su destino, en la cual expresaba su deseo de seguir trabajando sin pagar la extorsión. Esa decisión habría causado su muerte.
  • Este conductor murió baleado en la zona 19. Se había resistido a pagar Q100 de extorsión desde hacía un año y había decidido seguir trabajando encomendándose a Dios.
  • PNC

Llama a denunciar

El director de la Policía Nacional Civil, Nery Ramos, en relación con las acciones de los extorsionistas en mercados, transporte y otros comercios, señaló que se han desarticulado 72 bandas de extorsionistas.

“Se han evitado más de 500 ataques armados  y las investigaciones contra los extorsionistas están avanzando, y con estas acciones estamos contrarrestando la criminalidad”, informó Ramos, quien dijo que la única forma de combatir es denunciar.

  • Empresarios

Inseguridad

Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala, indicó que las extorsiones han ocasionado, además del incremento del resguardo en los camiones distribuidores, mucho estrés entre  colaboradores. “Las personas viven en un estado de estrés, por la inseguridad que provocan las extorsiones. Es evidente el estado de ánimo, no solo en el trabajo, sino también en los núcleos familiares”, afirmó.

Zepeda reconoció los esfuerzos de las autoridades para controlar el problema.