Justicia

Jisela Reinoso habría elevado su patrimonio sin justificación

En la continuación del juicio en contra de Jisela Reinoso, por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, entre otros delitos, la Cicig sugirió inconsistencias en un informe financiero de la acusada.

Por Claudia Palma

Jisela Reinoso escucha detalles del informe financiero presentado por la Cicig, durante el debate en su contra. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)
Jisela Reinoso escucha detalles del informe financiero presentado por la Cicig, durante el debate en su contra. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

Según el informe pericial Reinoso canceló parte del enganche de su casa con “pagarés inusuales”. Solo el 54 por ciento de sus ingresos provinieron de sus salarios en el Organismo Judicial y las universidades en donde impartió clases.

El informe financiero elaborado por la auditora, Ana Beatriz Samayoa, de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, (Cicig) concluyó que los fondos nunca pudieron provenir del exesposo de Reinoso, Jorge Luis Paz Morán ni de su hija Pamela María Paz Reinoso.

El perito hizo énfasis en depósitos reiterados de Q40 mil en efectivo de los que no pudo encontrarse su origen.

En el informe ejemplifica que en una cuenta del banco G&T del 2012, Reinoso tenía un saldo de cero, y recibió créditos por Q346 mil 435.92.

De mayo del 2013 y junio del 2014 Reinoso incrementó su patrimonio en más de Q1 millón.    

Proceso contra Reinoso

La jueza Jisela Yadel Reinoso Trujillo fue enviada a juicio en abril por el Juzgado Segundo Penal. La juzgadora es sindicada de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y dos delitos más.

El 24 de septiembre de 2015, el juez Undécimo de Instancia Penal, José Eduardo Cojulum, decidió ligar a proceso y enviar a prisión preventiva a Reinoso Trujillo luego de analizar los argumentos de las partes involucradas.

La juzgadora fue sindicada de lavado de dinero u otros activos, enriquecimiento ilícito, incumplimiento del deber de presentar declaración jurada patrimonial y obstaculización a la acción penal.

Esos delitos le fueron imputados el presunto incremento injustificado de su patrimonio, ya que cuenta con bienes que sobrepasan su poder adquisitivo y resultan incongruentes con los ingresos que devenga como empleada pública y como docente.

La fiscalía detectó depósitos de dinero en efectivo y en cheques a sus cuentas bancarias, efectuados por terceros.

Afirma que algunos bienes de la jueza fueron cancelados parcialmente con dinero que nunca ingresó a sus cuentas bancarias.

En los registros de la Contraloría General de Cuentas (CGC) solo se encuentra una declaración jurada patrimonial, con fecha de 2004, a pesar de haber adquirido bienes inmuebles e incrementar notablemente su patrimonio en los últimos años.