Justicia

Cinco hombres condenados por la muerte de Facundo Cabral 

El Tribunal de Mayor Riesgo A condenó a cinco personas por haber planificado y ejecutado  el ataque en el que  murió el cantautor argentino Facundo Cabral, el 9 de julio de 2011.

Por Jerson Ramos

Facundo Cabral durante su última presentación en la capital en julio de 2011. (Foto: Hemeroteca PL)
Facundo Cabral durante su última presentación en la capital en julio de 2011. (Foto: Hemeroteca PL)

Las penas emitidas por el Tribunal de Mayor Riesgo A fueron de 50 a 53 años de prisión. El tribunal resolvió las condenas de 20 años de prisión a los cinco acusados por el asesinato en grado de tentativa contra Henry Fariñas y 30 años por el asesinato de Facundo Cabral. A dos procesados les dictó tres años de cárcel por encubrimiento propio.

Alejandro Jiménez González, Juan Hernández Sánchez y Audelino García Lima fueron condenados a pasar en prisión 50 años, mientras que Elgin Vargas Hernández y Wilfred Allan Stokes fueron condenados a 53 años de cárcel. 

El Ministerio Público (MP) acusó a Alejandro Jiménez, alias palidejo, de planificar el ataque en contra del empresario nicaragüense Henry Fariñas, que acompañaba a Cabral el día del ataque y salió ileso del mismo.

La  presidenta del Tribunal, Yassmin Barrios, ha explicado que lo que se juzgó es el asesinato de Cabral y el asesinato en grado de tentativa contra el empresario Henry Fariñas.

La resolución del tribunal se basó en el testimonio del colaborador eficaz, Josué Cerón. En su relato Cerón expuso: “Después del atentado, los sicarios huyeron a la casa de Elgin Vargas”.

Los sentenciados

  1. Alejandro Jiménez González.  -Condenado a 50 años de prisión-
  2. Elgin Enrique Vargas Hernández.  -Condenado a 53 años de prisión-
  3. Wilfred Allan Stokes Arnold.  -Condenado a 53 años de prisión-
  4. Juan Hernández Sánchez.  -Condenado a 50 años de prisión-
  5. Audelino García Lima.  -Condenado a 50 años de prisión-

Negocio fallido

Durante el juicio se presentó una declaración remota de Fariñas, preso por narcotráfico en Nicaragua.

Fariñas, que cumple una condena de 18 años de prisión en Nicaragua por transporte internacional de drogas, crimen organizado y lavado de dinero, contó que conoció al costarricense Alejandro José Jiménez, presunto autor intelectual del atentado en su contra, durante la negociación de compra-venta de un club nocturno que este tenía en Costa Rica.

Aseguró que durante la negociación, Jiménez se identificó como ciudadano  nicaragüense llamado José Treviño, y que no se efectúo la venta porque el comprador ofreció pagar por el negocio en efectivo, con billetes de US$20, pero ello no se aceptó y se le pidió hacer una transferencia bancaria. No se detalló cuál sería el monto total.

Fariñas indicó que Jiménez manifestó su molestia por la respuesta que le dio, y dijo que se burlaban de él, porque las pláticas para vender el club nocturno llegaron al final pero que no le aceptaron el pago.

Posteriormente se le ofreció la venta de un club nocturno de la misma empresa ubicado en Nicaragua, pero que por haber ofrecido la misma forma de pago también se rechazó finalizar el negocio.

El ataque

Cabral se encontraba en el país en julio de 2011, porque fue contratado por Fariñas para efectuar una serie de presentaciones musicales. El artista se hospedó en el hotel Tikal Futura la noche anterior al crimen.

El cantautor fue recogido por Fariñas en la madrugada del 9 de julio del 2011, y juntos en una camioneta se dirigieron al Aeropuerto Internacional La Aurora, pero al llegar al bulevar Liberación, zona 9, fueron alcanzados por hombres armados que viajaban en dos vehículos y les dispararon.

El automotor en el que se desplazaban Cabral y Fariñas resultó con 25 impactos de bala. Tres proyectiles alcanzaron al artista, lo cual le causó la muerte inmediata.

“No tuve la oportunidad de ver quién nos disparó”, aseguró el narcotraficante a Villeda, lo cual fue escuchado ayer por los jueces del tribunal que conocen el juicio en contra de Jiménez y los cuatro presuntos sicarios que habrían participado en el crimen: Elgin Enrique Vargas Hernández, Wilfred Allan Stokes Arnold, Juan Hernández Sánchez y Audelino García Lima.

La despedida

Cabral concedió su último concierto en Quetzaltenango en el teatro Roma, donde cantó su música, compartió anécdotas e incluso habló de la muerte, que llegaría el 9 de julio en la capital.