Política

Arzobispo aboga por “purificar” el Congreso y reformar el sistema político

El arzobispo metropolitano, Oscar Julio Vian, arremetió este domingo contra la clase política, al mismo tiempo de hacer un llamado para que los poderes se atrevan, de una vez por todas, a reformar el sistema.

Por Geovanni Contreras

Oscar Julio Vian, arzobispo metropolitano, durante la rueda de prensa después de la misa dominical en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario. (Foto Prensa Libre: Geovanni Contreras)
Oscar Julio Vian, arzobispo metropolitano, durante la rueda de prensa después de la misa dominical en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario. (Foto Prensa Libre: Geovanni Contreras)

Por comenzar el mes de la Virgen del Rosario, Vian presidió la misa en el templo de Santo Domingo. Después, en rueda de prensa, se mostró escéptico del diálogo que el gobierno quiere convocar.

El arzobispo dijo que el Evangelio de este domingo era “precioso”, porque habla de la situación que atraviesa Guatemala, y que se trataba del Evangelio de la fidelidad, de “decir siempre la verdad”, cuando en Guatemala “estamos mal acostumbrados a no cumplir con lo que decimos”.

“‘Vamos a construir un puente, y les vamos a poner un puente Bailey mientras tanto’. ¿Cuántos años dura ese puente Bailey? Años y años y años, hasta que se cae”, puso de ejemplo.

Subrayó en que han sido muchos años en los que se ha escuchado muchos “discursos bonitos”, pero el país sigue igual o peor, más pobre, no hay trabajo ni escuelas, y a veces solo lo que se obtiene son “cosméticos” que no soluciona el problema de fondo.

“Todos los años es lo mismo, que hay inundaciones, que hay problemas, vean qué calles tenemos, cosa más horrorosa. Y nosotros ya nos acostumbramos, creemos que así es, calles llenas de parches, aún en la capital parece que fuéramos en terracería. Vean el pobre Periférico lleno de hoyos”, expresó Vian.

Además, ejemplificó con el proyecto de vivienda Mi Querida Familia, destinado, desde hace dos años, a las familias afectadas por el derrumbe en El Cambray 2.

“Ese es un ejemplo de nuestra política, recuerdan que cuando sucedió lo del Cambray se dijo que a los dos meses iban a tener sus casas nuevas, que iban a pasar navidad en sus casas nuevas, todavía no han llegado”, aseguró el jerarca católico metropolitano.

Políticos no cumplen

Durante sus declaraciones a medios de comunicación, al arzobispo se le preguntó si el no cumplir con lo ofrecido también se aplica a los discursos que se escuchan en campaña, comparando con las acciones de la clase política en el Ejecutivo y Congreso.

“Sobre todo, ahí. Vean cómo engañan, cómo nos engañan con esos discursos. ‘No soy ni corrupto ni ladrón’, pero claro que uno no ha robado, pero uno puede ser ladrón de otra forma, uno puede ser corrupto de otras formas, entonces también en eso seamos cautos. Digamos sí cuando es sí, no cuando es no”, respondió.

Diálogo y reforma del sistema

Acerca del proceso de diálogo, comentó que se ha hablado al respecto con el Grupo de los Cuatro (G4), integrado por él, la Alianza Evangélica de Guatemala, la Universidad de San Carlos, y la Procuraduría de los Derechos Humanos, y no ven que haya “circunstancias favorables” para el diálogo.

“Como que es un diálogo entre sordos o entre mudos, no se quiere oír nada, y esto es lo que no está bien. Tenemos que propiciar un ambiente tal que se pueda escuchar, que podamos sentarnos, que haya esa actitud de saber escuchar al otro, y de saber expresar lo que nosotros sentimos”, resaltó Vian.

Reconoció que ellos habían propuesto el Foro Guatemala como una instancia desde donde se promoviera el diálogo, pero dijo que se dieron cuenta que ya no es el escenario ideal.

Asimismo, al preguntarle por una de las demandas ciudadana, la renuncia de los diputados que votaron por leyes en favor de la impunidad, hizo ver que eso es “urgente” para poder “purificar el Congreso”.

También abogó por que los antejuicios en contra del presidente sigan su curso para llegar a la verdad.

“Si no tienen que tener buen fin, que no lo tengan, o que salgan ya de ahí, pero que se aclare, porque hay cosas también que pueden ser calumnias, pero entonces hay que aclararlos para que quede la verdad”, expuso.

Vian hizo un llamado al gobernante para que esté “más atento” al clamor del pueblo de Guatemala, y que no le tenga miedo a la ciudadanía, porque necesita ser escuchada.

Por último, consideró necesario reformar el sistema político, si el actual no ha funcionado para el país. “Hay que ser valientes y hacerlo”, concluyó.