Política

Hallazgos de la Contraloría suponen que la corrupción sigue en Guatemala

La Contraloría reportó cuatro mil 521 hallazgos que suman más de Q175 millones en sanciones en la auditoría al presupuesto 2016.

Por Carlos Álvarez / Guatemala

El contralor presento el informe de 2016. (Foto Prensa Libre)
El contralor presento el informe de 2016. (Foto Prensa Libre)

El encargado de hacer la presentación fue el contralor Carlos Mencos, quien reveló que se practicaron 511 auditorías  para las cuales se tuvo la intervención de 700 auditores gubernamentales.  

Mencos agregó que las auditorias fueron realizadas a entidades de la administración central, autónomas y descentralizadas, municipalidades, consejos de desarrollo, fideicomisos y entidades que administran fondos públicos.

En total se formularon cuatro mil 521 hallazgos, los cuales originaron la aplicación de cuatro mil 169 sanciones por un monto de Q175.9 millones, 81 informes de cargos por Q17.8 milles y 271 denuncias penales por Q2 mil 785.1millones.

En total las medidas correctivas a la liquidación presupuestaria del 2016 asciden a un total de Q2 mil 978.9 millones, precisó el contralor.

Mencos destacó que adicionalmente se realizó 580 exámenes especiales de auditorías a diferentes entidades cuyos informes fueron rendidos por las comisiones de auditoria del 2016.

En esos exámenes especiales se identificaron mil 71 hallazgos, aplicándose sanciones, informes de cargos y denuncias por un monto de Q8 mil 974.1 millones.

  • Hospitales

Denuncian duplicidadde  plazas

El informe de auditoría de la Contraloría detalla que en el Hospital de Escuintla se detectó que dos personas  tienen relación laboral en el Ministerio de Salud y en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social.

En el Hospital General San Juan de Dios se halló que una persona tiene una plaza en esa institución y  otra en la Unidad del Enfermo Renal Crónico (Unaerc), a donde no se presenta.

También se determinó que 540 personas no están desempeñando sus labores en las unidades ejecutoras asignadas, con el argumento de que   fueron trasladadas a otras, pero no cuentan con el debido nombramiento.

En el Hospital General San Juan de Dios, 12 personas están contratadas bajo los renglones 011 y 182, y  laboran en otras dependencias públicas o privadas   relacionadas con la salud, pero los horarios son incompatibles.

  • IGSS

Deficiencia en atención a pacientes

a pacientes  Los auditores tomaron una muestra de los expedientes clínicos en algunas unidades médicas del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y pudieron determinar que a los pacientes que asisten a solicitar atención médica y que requieren ser evaluados por el médico  se les asigna una nueva cita, que oscila entre dos a ocho meses, dependiendo de la unidad médica.

Los auditores consideran que esa situación  es totalmente incompatible con una eficiente prestación de servicios médicos, tomando en cuenta que en durante ese tiempo de espera  la patología no permanecerá estática y el paciente sufrirá complicaciones.

Según encuestas  a los afiliados, se determinó que un paciente debe esperar un promedio de una a cuatro horas para ser atendido por el médico. El IGSS respondió que se han hecho esfuerzos para atender las distintas problemáticas que afectan a los afiliados.

Deportes

Asociación compra a sus familiares

Los auditores presentaron una denuncia penal por Q902 mil 320 en contra de los integrantes de la Asociación Nacional de Golf, debido a que los servicios y bienes adquiridos por ese monto eran comprados a empresas relacionadas con familiares de miembros del comité ejecutivo.

El contralor general de Cuentas, Carlos Mencos, dijo que en  primera instancia se podía observar que hubo concusión o  tráfico de influencias, pero en todo caso será el Ministerio Público el que tenga que establecer tales extremos.

La asociación pagó servicios a la empresa Magolf, S. A. por concepto de marcaje de canchas, escuelas de reglas de golf y referato, empresa en la cual el señor José Antonio Muñoz Molina, presidente del comité ejecutivo, y su hijo, aparecen como representantes legales.

Juan Ortiz indicó a los auditores que en la fecha de la contratación no fungía como secretario y esa empresa era la única que prestaba ese servicio.

  • Comunas

Señalan a jefes ediles por anomalías

La comuna de Puerto  San José fue denunciada por Q2 millones 117 mil 408, por no contar con facturas originales sobre adquisición de varios bienes y servicios.

La Municipalidad de San Vicente Pacaya tiene una denuncia por Q1 millón 977 mil 159, por probable concusión de los eventos de cotización y licitación y la presentación de ofertas, por oferente en seis proyectos de mejoramiento de calles.

La Municipalidad de Zacapa fue denunciada por un préstamo por Q6.4 millones para proyecto de agua potable, el cual no fue publicado en Guatecompras. El saldo al 31 de diciembre del 2016 era de 5.7 millones, por lo que se evidencia que destinaron el resto de los fondos a otros proyectos distintos.

la Comuna de Jutiapa tiene un faltante de Q1.1 millones en efectivo por retenciones de cuotas laborales del IGSS y que no figuran en los estados financieros al hacerse la transición de autoridades en enero del 2016.