Política

Jimmy Morales entorpece trabajo de comisión antimafias, denuncia Human Rights Watch

La ONG Human Rights Watch (HRW) denunció este martes que el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, entorpece la labor de una comisión antimafias de la ONU que ha sido clave en la lucha contra la corrupción; el vocero de la Presidencia, Heinz Hiemman, dijo que aún no tenía conocimiento de la queja.  

Por AFP y William Oliva / EE. UU.

El presidente Jimmy Morales viajó a EE. UU. después de que lo hizo la canciller, Sandra Jovel, quien se reunió a puerta cerrada con el secretario de la ONU, António Gutérres. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
El presidente Jimmy Morales viajó a EE. UU. después de que lo hizo la canciller, Sandra Jovel, quien se reunió a puerta cerrada con el secretario de la ONU, António Gutérres. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

HRW hizo la denuncia en el marco de la visita que Morales efectúa a Washington por medio de una carta dirigida al secretario de Estado, Rex Tillerson, firmada por José Miguel Vivanco y Daniel Wilkinson, directores para las Américas de la organización.

Los activistas en sus cuentas de Twitter publicaron la misiva enviada a Tillerson para "alertarlo" sobre "los esfuerzos" de Morales para "entorpecer" a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y promover la expulsión del titular de esa entidad, el exjuex colombiano Iván Velásquez.

"En esta oportunidad quisiéramos expresarle nuestra preocupación sobre los permanentes esfuerzos del presidente de Guatemala (...) por obstruir la labor de esta fructífera iniciativa contra la corrupción", detalla un fragmento de la carta.

El lunes, la canciller guatemalteca Sandra Jovel señaló que la semana pasada presentó ante los jefes de la ONU en Nueva York las "preocupaciones" del Gobierno sobre injerencias internas de la Comisión y la violación del principio de inocencia de implicados en sendos casos de corrupción, entre otras quejas.

La Cicig funciona en Guatemala desde 2007 para desarticular las estructuras del crimen incrustadas en el Estado pero en 2015 de la mano de Velásquez cobró relevancia, al revelar junto con la fiscalía un fraude en las aduanas que terminó con el gobierno del entonces presidente Otto Pérez Molina (2012-2015), señalado como cabecilla del fraude.

El rechazo popular a los políticos tradicionales por ese escándalo favoreció a Morales, un excómico de televisión de 48 años novato en la arena política, pero ahora convertido en el principal detractor de Velásquez al declararlo persona no grata e intentar expulsarlo del país en septiembre pasado.

El intento de expulsión se dio días después de que Velásquez y la fiscal general, Thelma Aldana, pidieran retirar los fueros al presidente para investigarlo por sospechas de financiamiento ilegal en su campaña de 2015 con el derechista partido FCN-Nación.

Este martes, el embajador estadounidense en Guatemala, Luis Arreaga, señaló que "Estados Unidos apoya con firmeza a la Cicig y al comisionado" Velásquez, tras una reunión entre ambos, consignó la misión diplomática norteamericana en las redes sociales.

Postura

Consultado sobre la denuncia, el vocero presidencial, Heinz Hiemman, dijo que el presidente Morales efectivamente se encontra en Estados Unidos y que aún no se habían comunicado, por lo que no tenía conocimiento de la misiva enviada a Tillerson y, por tanto, no podía dar declaraciones sobre el tema.

Hiemman agregó que en cuanto tuvieran una postura la darían a conocer a los medios de comunicación.