Política

La nutrición es el Derecho Humano que más se viola en el país

Por el Día Internacional de los Derechos Humanos, procurador resalta preocupantes  indicadores en desnutrición infantil.

Por Geovanni Contreras / Guatemala

El derecho humano que más preocupa al jefe de la PDH, Jordán Rodas, es el de la nutrición, por considerar que Guatemala tiene los indicadores más alarmantes, pero también considera importante que no se ha mejorado en la cobertura de servicios de educación y salud.
El derecho humano que más preocupa al jefe de la PDH, Jordán Rodas, es el de la nutrición, por considerar que Guatemala tiene los indicadores más alarmantes, pero también considera importante que no se ha mejorado en la cobertura de servicios de educación y salud.

La nutrición es el sector en donde más se violan los derechos  humanos, afirma el jefe de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas.

A escala mundial y según disposición de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), hoy se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos, materia en la que “el panorama no es alentador” para  Guatemala, de acuerdo con Rodas.

“Hay derechos elementales, mínimos, como  la salud y educación, en los que no se ven esfuerzos sustanciales por mejorar su cobertura, y con pertinencia cultural”, dijo, pero agregó  que el de nutrición tiene los indicadores más alarmantes.

Datos de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesán) refieren que hasta el 18 de noviembre último había 11 mil 600 casos de desnutrición aguda, mientras que en el mismo período del año pasado se registraron 12 mil 600.

A pesar de la baja, para el defensor de los derechos humanos el número sigue siendo muy elevado.

Además, la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (2014) evidenció un incremento en la pobreza y pobreza extrema de 8.1 por ciento en ocho años. En condiciones de pobreza vivían en ese año 59.3 por ciento de guatemaltecos.

Cuatro meses

Después de haber estado en el cargo más de cien días, a Rodas se le preguntó cómo ha visto la respuesta de los poderes del Estado  a su desempeño.

“Por los poderes, yo pienso que estarían más contentos con un procurador light que se dedicara solamente a observar la realidad”, respondió.

Rodas, al igual que el jefe de la Cicig, Iván Velásquez, y la fiscal general, Thelma Aldana, ha sido  atacado en redes sociales por perfiles  cuestionados o afectados por la lucha contra la corrupción.

El procurador afirmó que su mayor reto es convertir la institución a su cargo en “referente” de inclusión para todas las entidades públicas, y que ya se dio un “paso importante” porque, por primera vez, hay una mujer indígena como procuradora adjunta, en referencia a Miriam Roquel.

“Estoy consciente  de que no es suficiente. Me agradaría tener la capacidad, al final de mi período, de que se atendiera a toda la población en su idioma materno”, agregó. Rodas cumplirá el próximo 20 de diciembre cuatros meses en el cargo.