Política

Otto Pérez | "Mi Gobierno era incómodo para Estados Unidos"

Otto Fernando Pérez Molina, en una entrevista en la cadena internacional CNN en Español, se victimizó e intentó defenderse de los cargos penales que enfrenta y aseguró su Gobierno fue víctima de intereses de Estados Unidos, quien a través de la Cicig promovió "un golpe suave" para derrocarlo.

Por A. Rojas y J. Suncar

Otto Pérez Molina guarda prisión en la cárcel militar Matamoros. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Otto Pérez Molina guarda prisión en la cárcel militar Matamoros. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El ex presidente de Guatemala que guarda prisión preventiva en la cárcel militar Matamoros, en espera de la apertura a juicio por supuestamente dirigir una estructura de defraudación fiscal denominada La Línea, dijo tener confianza en esclarecer ante la justicia su situación, alegando insistentemente su inocencia.

Según Pérez Molina, atrás de la acusación del Ministerio Público (MP), y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), existen "intereses de otro tipo" que incluso se extienden a Honduras y El Salvador, donde se están gestando movimientos sociales similares a los que en Guatemala llevaron a la renuncia del Presidente, señalado de corrupción.

"El marcado interés de Estados Unidos para que la Cicig estuviera presente no es por gusto", dijo Pérez Molina que resaltó la insistencia de ese país en la continuidad de la Cicig, petición que según el ex mandatario fue directa en al menos tres oportunidades, dos de ellas del propio vice presidente estadounidense Joe Biden.

Pérez Molina reconoce en la entrevista con la cadena internacional que solicitar la extensión por dos años del mandato de la Cicig fue "una decisión difícil", promovida por una "componenda" de Estados Unidos.

"La Cicig ha sido un instrumento que ha servido a otras personas, hoy lo estoy viendo como una injerencia de Estados Unidos", dijo Pérez Molina que además sugiere y citando una reciente lectura de la que no cita el autor, que existió un plan desde el gobierno estadounidense para derrocar su Gobierno.

Agregó: "Están como calcados los pasos que se dan: hay que levantar la indignación de la gente, buscar motivos como los temas de corrupción, sacan una lista de temas y al ver las fases, es casi calcado lo que pasó en Guatemala".

La Línea

El mandatario fue cuestionado por la supuesta participación de Roxana Baldetti en la estructura La Línea, ex vicepresidenta que guarda prisión por los mismos motivos que Pérez molina.

"Le corresponde a ella contestarlo, yo no puedo interpretar lo que ella estaba diciendo -en las escuchas- responder si había gente involucrada no me toca a mí decirlo", respondió el ex mandatario.

Pérez Molina sí reconoció que existía una estructura dedicada a la defraudación aduanera, sin embargo negó que fuera parte de ella: "me quieren involucrar a cómo de lugar", insistió.

Insistió el ex mandatario que no recibió dinero de la estructura criminal y "si hubiera recibido dinero de La Línea", lo confesaría y pediría perdón.

Otto Pérez fue cuestionado en un escenario hipotético si pudiera regresar en el tiempo, ¿volvería a escoger a Roxana Baldetti como su pareja vicepresidencial?, a lo que el expresidente respondió que "es un escenario que no se va a dar por lo que no viene al caso responder".

También fue cuestionado por una supuesta relación sentimental con Baldetti, comentario que calificó como "rumores", negando tal extremo.

La otra Línea y El Chapo

El ex mandatario de nuevo insistió que existe otra Línea, una estructura desde el sector empresarial que ha bloqueado la transparencia del pago de impuestos, reformas fiscales y participó de los sobornos que enriquecieron la estructura La Línea.

Sobre la detención y supuesto soborno del narcotraficante Joaquín Guzmán, El Chapo, en 1993, Pérez Molina dijo nunca tener comunicación directa con él, pero que sí se le hizo llegar una oferta de dinero a cambio de la liberación.

"Fue en 1993 en el mes de mayo, no tuve la comunicación con él porque no tenía por qué tenerla, aquí fue hacer la captura, confirmar que él era y entregarlo en horas a México. En el momento de la captura se dijo que había una persona que dijo que se estaba ofreciendo dinero y se negó y se entregó -a México-.