Política

La otra perspectiva cívica del Paro Nacional que quizá no vio

Carteles con consignas creativas, vendedores de banderas y otros artículos patrios, familias, músicos y hasta perros se reunieron en la Plaza de la Constitución para unirse a la lucha contra la corrupción.

Por Pablo Juárez

Miles de guatemaltecos asistieron este miércoles al Centro Histórico de la capital para acudir a una manifestación pacífica, en la que predominó un ambiente familiar y tranquilo.

Zamna Zabala, de 6 años, se presentó a la manifestación con un cartel que decía: “Si somos el futuro, ¿por qué se roban el dinero de la educación?”

“Quiero decirles a los diputados que queremos que nos dejen jugar”, fueron las palabras del menor.

Sergio Soto, quien participó en la manifestación junto a sus dos hijos y su esposa, dijo que quiere darles un ejemplo a sus hijos y que, como padres, ya están cansados de la corrupción porque quiere un mejor futuro para sus hijos.

José Mendoza, de 18 años, es un estudiante de bachillerato que llegó a manifestar acompañado de perrita Luna, a quien le colocó una bandera de Guatemala.

“La traje por dos razones, la primera porque es el mejor amigo del hombre y como tal debe acompañarnos en la lucha, y la segunda en honor a los perros que murieron en el terremoto ocurrido el martes último en México”, dijo Mendoza.

Así, la manifestación, llena de color y espíritu cívico, se extendió hasta la noche, aun bajo la lluvia, sin ni un incidente fuera del orden.