Decisión Libre 2015

Partidos gastan Q114 millones en publicidad

En 17 meses, los partidos políticos y organizaciones civiles han gastado Q114.6 millones en propaganda electoral, la mayoría señalada de anticipada.

Por Manuel Hernández

Informe involucra a cuatro partidos políticos en gastos millonarios en campaña electoral anticipada. (Foto Prensa Libre)
Informe involucra a cuatro partidos políticos en gastos millonarios en campaña electoral anticipada. (Foto Prensa Libre)

En 17 meses, los partidos políticos y organizaciones civiles han gastado Q114.6 millones en propaganda electoral, la mayoría señalada de anticipada, según un estudio revelado por Acción Ciudadana, integrante del Mirador Electoral, en su segundo informe de labores.

De ese monto, el 60 por ciento corresponde a la pauta publicitaria y el 40 por ciento restante es una proyección de Mirador Electoral con base en los gastos en que han incurrido los partidos, como playeras, alimentos y capacitación.

El estudio señala que se hizo según la pauta publicitaria en medios de comunicación, como radio —35 frecuencias en la Ciudad de Guatemala y 11 en la provincia—, prensa escrita, televisión —siete canales de televisión abierta, más dos cadenas de servicio de cable— y publicidad exterior.

El período de monitoreo es del 1 de enero del 2014 al 31 de mayo del presente año.

El informe señala que el monitoreo muestra la campaña anticipada como conducta recurrente de los partidos políticos por posicionarse en la preferencia de los electores fuera del período establecido por la Ley.

“El TSE debería contabilizar el gasto de campaña anticipada para deducirlo del techo de gasto total que corresponde a los partidos infractores”, añade el documento.

Líder gasta más

El informe indica que el partido Libertad Democrática Renovada (Líder) es el que más ha incurrido en gastos, con Q45 millones. Le sigue la coalición Compromiso, Renovación y Orden (Creo) y Partido Unionista, con Q12.6 millones; el tercero en la lista es la Unidad Nacional de la Esperanza, con Q6 millones.

Según el informe, Líder está próximo a llegar al techo de campaña autorizado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que es de Q58.2 millones, aunque superaría por mucho la cifra si se suman entidades ligadas, como Fidenti, que ha gastado Q17 millones.

Mirador Electoral exhorta al TSE para que tome las medidas que la Ley le faculta para sancionar a los partidos que sobrepasen el techo.

Asimismo, el TSE, en colaboración con otras entidades estatales, debe verificar el origen del dinero que las organizaciones usan durante la campaña electoral, para evitar que se filtre financiamiento ilegal que pueda originar la captura del Estado y se repita la situación política que actualmente se vive.

La instancia observadora pide a los diputados que aprueben a la brevedad posible las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, que actualmente se encuentran en discusión, ya que esas modificaciones brindarán mayor poder el TSE para controlar y fiscalizar el proceso electoral, a la vez que regularía con rigidez el financiamiento electoral.





Una encuesta

En informe presentado ayer por la asociación Doses, otro miembro de Mirador Electoral, se establece que se hizo una encuesta a mil 200 personas mayores de 18 años residentes en la capital y zonas urbanas de municipios y departamentos.

La encuesta determinó que el medio que utiliza la ciudadanía como fuente de información es la televisión nacional, que supera a la radio y a la prensa escrita.

La encuesta determinó que el 23.2 por ciento de la muestra sigue la mayor parte del tiempo los asuntos del Gobierno y de la política.

Sector coaccionado

Dentro del estudio, el Colectivo para la Defensa de los Derechos de las Mujeres en Guatemala indicó que las féminas son objeto de varias formas de coacción, ya que los partidos políticos condicionan el voto de ellas para que sigan gozando de programas del Gobierno como Bono Seguro, Bolsa Segura y fertilizantes.

Ese tipo de acciones es recurrente en los municipios donde los jefes ediles buscan la reelección mediante recursos del Estado para promoverse.

Además, el grupo de mujeres considera que es muy poca su participación en puestos de elección popular para este proceso.