Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

29/01/13 - 00:00 Internacionales

Familiares dicen adiós a víctimas

La ciudad brasileña de Santa María, estado de Río Grande do Sul, sepultó ayer a cerca de la mitad de las víctimas del incendio de la discoteca Kiss, en la que el domingo último murieron 231 jóvenes, mientras que la Policía detuvo a cuatro personas investigadas por la peor tragedia de su tipo en los últimos 50 años en Brasil.

Las desgarradoras escenas de decenas de padres sepultando a sus hijos se repitieron a lo largo del día en el Cementerio Ecuménico Municipal y en el Parque Jardín Santa Rita, así como en algunas ciudades vecinas. La mayoría de las víctimas eran jóvenes estudiantes de 20 años, en promedio.

De las 231 víctimas fatales, 101 estudiaban en la Universidad Federal de Santa María, así como la mayoría de los 116 heridos —80 de ellos están graves—, que habían acudido a la discoteca para participar en una fiesta de integración de facultades.

La situación más dramática fue la de las familias que tuvieron que despedirse de hasta dos miembros.

Otra despedida conmovedora fue la del soldado Leonardo de Lima Machado, de 26 años, quien fue enterrado con honores militares porque, tras haber salido ileso de la discoteca, regresó en dos ocasiones para ayudar a otras personas aunque no volvió a aparecer en la segunda oportunidad.

“Sacó a su novia; la dejó en la acera de enfrente y volvió a entrar para ayudar a otros”, explicó el cabo Gilmar Geison Buscher.

La conmoción reina en Santa María desde la madrugada del domingo y la indignación también, pese a que la Policía arrestó ayer a cuatro de las personas a las que investiga como posibles responsables por la tragedia.

Se trata de los dos propietarios de la discoteca —Elissandro Spohr y Mauro Hoffmann— y de dos de los músicos que se presentaban en el momento en que comenzó el incendio.

También fueron arrestados dos integrantes del grupo Gurizada Fandangueira, la banda a la que se atribuye el origen del incendio.

Según relatos de supervivientes, el incendio en la discoteca comenzó cuando un integrante del grupo encendió un artefacto pirotécnico cuyas chispas alcanzaron la espuma utilizada como aislante acústico en el techo de todo el establecimiento.

/

Herramientas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.