Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

11/03/13 - 00:00 Política

Interpelación de Batzín cuesta Q3.1 millones

La interpelación del ministro de Cultura, Carlos Batzín, que comenzó el 22 de enero último, ha representado un costo de Q3.1 millones, de los cuales Q1.9 millones los ha aportado el Congreso, según datos de la Dirección Administrativa de ese organismo, y Q1.2 millones, la citada cartera.

De acuerdo con las cifras proporcionadas a Prensa Libre, cada sesión plenaria tiene un costo aproximado de Q116 mil 844. Eso incluye alimentación de los 158 diputados y de 150 empleados que apoyan a los legisladores, entre ujieres, personal de limpieza y de informática, de sonido.

En el cálculo también figuran las dietas que reciben los diputados por acudir a las sesiones plenarias y el salario mensual de congresistas y personal de apoyo, y se exceptúa el gasto en agua pura y potable, la luz eléctrica y café.

Durante el 2012, el Congreso erogó Q793 millones 877 mil, que representaría un gasto diario de Q2 millones 175 mil, es decir, que si el cálculo del costo de la interpelación incluyera la labor de las salas legislativas y de la administración del Congreso, esta tendría un costo de Q34 millones 800 mil.

Interrogatorio

Aunque la interpelación de Batzín estaba programada para el 30 de noviembre del 2011, empezó hasta el 22 de enero último, debido a que no había quórum —mínimo 80 diputados—.

De acuerdo con la Dirección Legislativa, la interpelación se ha desarrollado en 16 sesiones, lapso en el que la bancada de Libertad Democrática Renovada (Líder) ha formulado 402 preguntas, de las cuales 52 fueron de la diputada Delia Back, quien solicitó el juicio político, mientras que el segundo orador, Leonardo Camey, ha planteado 350.

Según una misiva de Líder a la presidencia del Legislativo, aún faltan tres diputados interpelantes: Roberto Villate, Sergio Celis y Salvador Baldizón.

Al concluir esta interpelación empezará la de la ministra de Educación, Cynthia del Águila.

Más gasto

De acuerdo el ministro de Cultura, esa cartera ha gastado un aproximado de Q1.2 millones en el juicio político, en gastos de personal, documentación, equipo y asesores.

“Al pleno me acompañan dos asesores, pero dentro del Ministerio están asistiéndome en forma directa 12 personas más, y de apoyo están entre 10 y 15 trabajadores más, dependiendo del tema con el que me aborden en ese momento”, detalló Batzín.

Agregó que además de las preguntas de la interpelación, a diario reciben solicitudes de información directa o a través de la oficina de Acceso a la Información. “Supongo que es para alimentar las preguntas que me hacen, pues los mismos temas me vuelven a preguntar en el hemiciclo. La última solicitud fue de la diputada Delia Back, para conseguirla se requirió de cinco personas”, expresó.

Sin cambios

Cristhians Castillo, politólogo del Instituto de Análisis e Investigación de los Problemas Nacionales, aseguró que, si bien es un costo elevado, la interpelación ha permitido darle una materia al Congreso para funcionar, de lo contrario sería más evidente su estancamiento.

“Si no estuviera el juicio político, seguramente no se habría avanzado en nada, pues no hay una agenda de nación que se esté impulsando y tampoco les interesa aprobar temas controversiales como la ley de desarrollo rural integral”, señaló

Jennifer Brol, directora de JyJ Consultores, explicó: “No habría resultados, pues no existe un liderazgo real en el Congreso en ninguno de los bloques”.

Tardadas

Según los registros de la interpelaciones de la Dirección Legislativa, los ministros con más interrogatorios han sido Eduardo Weymann, al frente de la cartera de Finanzas en el 2002; Marco Tulio Sosa, en la de Salud, en el 2005; Juan Alberto Fuentes, en la cartera de Finanzas, en el 2010; y Carlos Menocal, en Gobernación, en el mismo año.

POR JESSICA GRAMAJO /

Líder pregunta sobre varios asuntos

Uno de los temas que ha llevado más tiempo es el costo de 180 mil pelotas de baloncesto que adquirió el Ministerio de Cultura a la Industria Militar.
Durante la interpelación, el ministro de Cultura aseguró que han comprado 260 mil balones de diferentes disciplinas.
El jefe de Cultura aseguró que la Industria Militar aún no le haentregado 60 mil balones de baloncesto de 180 mil que le compraron, porque
tienen defectos.
A la Industria Militar le han comprado Q48 millones en insumos, como uniformes.

Les faltan objetivos


El subjefe del Partido Patriota, Aleksander Castillo, calificó de “lamentable” el costo que ha tenido el Congreso en la interpelación,
“más aún cuando el bloque opositor no ha tenido ningún objetivo claro, no se ve hacia dónde quiere llevar


Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.