Política

Preocupa al FMI baja recaudación en el país

La economía del país ha evolucionado de manera favorable y es estable, pese a la crisis que afrontó en el 2008 y el 2009; sin embargo, la baja recaudación fiscal propicia problemas de tipo estructural que enfrenta Guatemala, expresó ayer Lorenzo Fligliuoli, jefe de la misión evaluadora del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por BYRON DARDÓN

Lorenzo Fligliuoli, jefe de la misión del FMI —centro—, junto al presidente del Banguat, Édgar Barquín, y otros integrantes de la misión internacional.
Lorenzo Fligliuoli, jefe de la misión del FMI —centro—, junto al presidente del Banguat, Édgar Barquín, y otros integrantes de la misión internacional.

“La recaudación de Guatemala está por debajo de países que tienen similares condiciones de desarrollo”, afirmó Fligliuoli, en conferencia de prensa, al dar a conocer las observaciones del FMI sobre el comportamiento de la economía, analizada durante dos semanas.

Fligliuoli resaltó que en el 2012 la política fiscal sufrió reveses y retrasos.

“Estábamos a favor —de la reforma—, pero se ha visto que los recursos contra el paquete fiscal han causado problemas en la administración, especialmente en aduanas, lo que ha impactado en la recaudación para este año. Sin embargo, esperamos que estos problemas se solucionen”, expuso.

En cuanto a la deuda pública, el jefe de la Misión dijo que en relación con el porcentaje del producto interno bruto no es alta, pero sí significativa ante los ingresos tributarios, por lo que sugirió que se frene en el mediano plazo.

Crecimiento

Respecto de otras políticas macroeconómicas, indicó: “Creemos que el crecimiento de la economía se está acercando a su potencial, que estará en alrededor del 3.5 por ciento. En cuanto a las políticas macroeconómicas, estas siguen un curso prudente con déficits fiscales, que están declinando y con una política monetaria que consigue tener una inflación bastante baja y estable, además de que el sistema financiero nos parece bastante robusto”.

Según el FMI, el incremento en la tasa líder que la Junta Monetaria autorizó de 5 a 5.25 por ciento en abril recién pasado es positivo para la política monetaria. No obstante, recomienda que las autoridades permanezcan vigilantes al alza o baja de las tasas de interés para absorber o retirar liquidez del sistema financiero y evitar presiones inflacionarias.

Fligliuoli señaló que un peligro para la actividad económica nacional sería que EE. UU. registrara un crecimiento menor al esperado, lo cual significaría reducción del intercambio comercial con ese país.

Complacido

Édgar Barquín, presidente del Banco de Guatemala, expresó que el informe emitido por el FMI es similar al del año pasado, “bastante positivo”, en donde el FMI profundiza en la evaluación de los indicadores macroeconómicos y financieros y llega a la conclusión de que la economía de Guatemala es estable.

Barquín indicó que en cuanto a ingresos fiscales, el FMI considera que los gastos aún son muy bajos para tratar el asunto del capital humano sobre desnutrición, salud, saneamiento e infraestructura, en donde el Estado necesita invertir, pero a la vez, dijo, se requieren más ingresos.

Barquín subrayó que el mayor aporte al crecimiento de la economía se deriva de la demanda agregada interna y parte del comercio exterior.