Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

22/12/12 - 00:00 Vida

Evangelio Dominical: “El Señor está cerca”

Lectura del libro del profeta Miqueas 5, 1-4

Esto dice el Señor:

“De ti, Belén de Efrata, pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel, cuyos orígenes se remontan a tiempos pasados, a los días más antiguos. Por eso, el Señor abandonará a Israel, mientras no dé a luz la que ha de dar a luz. Entonces el resto de sus hermanos se unirá a los hijos de Israel. Él se levantará para pastorear a su pueblo con la fuerza y la majestad del Señor, su Dios. Ellos habitarán tranquilos, porque la grandeza del que ha de nacer llenará la tierra y él mismo será la paz”.

Salmo 79

- Señor, muéstranos tu favor y sálvanos.

- Escúchanos, pastor de Israel; tú que estás rodeado de querubines, manifiéstate; despierta tu poder y ven a salvarnos.

- Señor, muéstranos tu favor y sálvanos.

- Señor, Dios de los ejércitos, vuelve tus ojos, mira tu viña y visítala; protege la cepa plantada por tu mano, el renuevo que tú mismo cultivaste.

- Señor, muéstranos tu favor y sálvanos.

- Que tu diestra defienda al que elegiste, al hombre que has fortalecido. Ya no nos alejaremos de ti; consérvanos la vida y alabaremos tu poder.

- Señor, muéstranos tu favor y sálvanos.

Lectura de la carta a los hebreos (10, 5-10)

Hermanos:

Al entrar al mundo, Cristo dijo, conforme al salmo: No quisiste víctimas ni ofrendas; en cambio, me has dado un cuerpo. No te agradan los holocaustos ni los sacrificios por el pecado; entonces dije —porque a mí se refiere la Escritura—: “Aquí estoy, Dios mío; vengo para hacer tu voluntad”.

Comienza por decir: “No quisiste víctimas ni ofrendas, no te agradaron los holocaustos ni los sacrificios por el pecado”, siendo así que eso es lo que pedía la ley; y luego añade: “Aquí estoy, Dios mío; vengo para hacer tu voluntad”.

Con esto, Cristo suprime los antiguos sacrificios, para establecer el nuevo. Y en virtud de esta voluntad, todos quedamos santificados por la ofrenda del cuerpo de Jesucristo, hecha una vez por todas.

Lectura del santo Evangelio según San Lucas 1, 39-45

En aquellos días, María se encaminó presurosa a un pueblo de las montañas de Judea, y entrando en la casa de Zacarías, saludó a Isabel. En cuanto esta oyó el saludo de María, la creatura saltó en su seno.

Entonces Isabel quedó llena del Espíritu Santo, y levantando la voz, exclamó: “¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a verme? Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno. Dichosa tú, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte del Señor”.

Oración de los Fieles

- Celebrante: Hermanos, el Señor está cerca. Salgamos a su encuentro y proclamemos su grandeza, y pidamos al Padre que nos ayude a esperar su venida con el corazón en vela. Digamos con fe:

- Escucha, Señor, nuestra oración.

- Por la Iglesia: que viva en continua actitud de servicio y lleve a Jesús a todos los hombres. Oremos.

- Escucha, Señor, nuestra oración.

- Por los pastores del Pueblo de Dios: que sus vidas sean una alabanza al Señor que nos bendice con su cercanía. Oremos.

- Escucha, Señor, nuestra oración.

- Por los jóvenes: que contemplando a Jesús que viene, se dispongan a seguirlo y a hacer su voluntad. Oremos.

- Escucha, Señor, nuestra oración.

- Por los pueblos que sufren la guerra, el hambre o la injusticia: que Jesús que viene les traiga la paz, el amor y una vida digna. Oremos.

- Escucha, Señor, nuestra oración.

- Por los difuntos: que contemplen cara a cara a Dios y desde Él intercedan por los que aún peregrinamos en la tierra. Oremos.

- Escucha, Señor, nuestra oración.

- Por nosotros y por todos los cristianos: que, unidos en el nombre del que viene a salvarnos, vivamos en el amor y seamos testigos de la fidelidad de Dios a su pueblo. Oremos.

- Escucha, Señor, nuestra oración.

- Celebrante: Aquí nos tienes, Señor, para hacer tu voluntad. Bendice nuestras vidas, acoge nuestras oraciones, y ayúdanos a preparar el camino a tu Hijo que viene a salvarnos.

JUBILEO CIRCULAR

Jesús Sacramentado se encuentra desde hoy hasta el próximo lunes en las iglesias El Carmen, 10 avenida 8-48, zona 1, y Dios con Nosotros, 1a. avenida, entre 5a. y 6a. calles, colonia El Mezquital, zona 12.


Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.