7 tips para presentarle el nuevo bebé a la mascota de casa

Ambos seres son importantes en la familia, así que es importante seguir las pautas para que su encuentro sea positivo.

El nacimiento de un bebé es un acontecimiento que revoluciona la vida de la familia completa, incluso la vida de la mascota. Cambian los horarios, las rutinas, las costumbres, las maneras, ¡todo! Y aunque para los padres es algo alegre y gratificador, la mascota podría sentirse algo confusa.

 

Es necesario que entienda los cambios poco a poco y que, a su vez, se le ayude a no sentir el cambio de manera tan brusca. Aunque para algunas mascotas será más difícil que para otras, por ningún motivo se debe considerar el abandono del animal, pues ellos forman parte de la familia tanto como los hijos. Entonces, para que la introducción del nuevo miembro del núcleo familiar no sea algo tan traumático para la mascota, atiende los siguientes consejos para que, al contrario, la presentación sea todo un éxito:

 

Asegúrate que tu mascota esté vacunada y desparasitada. Si lo que te da miedo es el posible contagio de alguna enfermedad, tomar esta medida preventiva hará que esto no sea posible. También debe estar bañado y libre de pulgas y garrapatas.

Los cambios de hábitos se deben hacer gradualmente: y todo debe empezar antes del nacimiento del bebé. Poco a poco se deben acomodar las rutinas y es lógico que quede menos tiempo para sacar a pasear a tu perro o jugar con tu gato. Sin embargo, el tiempo para este entretenimiento se debe recortar poco a poco y no dejarlo de hacer de manera brusca ni por completo.

 

Introducción gradual: deja cosas del bebe por la casa para que a la mascota le resulten familiares con el paso del tiempo. Esto se conoce como asociación positiva y es para que se acostumbre a olores y formas. Desinféctalas adecuadamente antes de devolvérselas a tu bebé.

 

Cambio de conducta: deja que tu mascota se familiarice con la habitación donde dormirá tu bebé. Es importante que entienda que en ese lugar la obediencia es lo más importante y se le debe hacer saber de buena manera. Nunca con golpes ni gritos pues podría desarrollar algún nivel de hostilidad hacia el bebé.

 

Baja su energía: que el padre u otro familiar lo lleve a dar un buen paseo antes de la introducción. Al ver a la madre es normal que se emocione pues no la ha visto desde que se fue para dar a luz. Este momento es mejor que lo viva sin el bebé para que el reencuentro sea lo más normal posible.

 

La seguridad primero: poco a poco se acercará al bebé, y es mejor que la primera vez sea con una correa por cualquier cosa. La correa y el collar no deben estar muy tensos. Déjalo que lo olfatee y poco a poco se familiarice con la presencia del bebé. Si tiene conductas extrañas, consulta con tu veterinario de confianza.

Que la mascota no se sienta desplazada: como es lógico, un recién nacido se llevará toda la atención y todos los cuidados. Sin embargo, hay que apartar unos cuantos minutos para acariciar al perro o al gato y hacerlo sentir querido y nunca descuidar sus necesidades básicas.

 

Fuente: Carlos Rodríguez, experto animal. Dana Hospital Veterinario.