¿Cómo cuidar a tu mascota en el verano?

Si saldrás de viaje o descansarás en casa, aprende las medidas que debes tomar para cuidar a tu animalito en esta época calurosa.

Por fin se ha ido el frío y el clima ha pasado a ser cálido y amigable. Pero mucho calor también podría ser un peligro para tus mascotas. Todo extremo es perjudicial. Y ahora que te preparas para las vacaciones de verano, querrás conocer algunas maneras de proteger a tu mascota de este intenso calor.

 

PERRO: no le debe faltar el agua fresca, que no le dé el sol directamente y llevarle al salir a dar un paseo.  Si salen de viaje y a tu perro le gusta darse un chapuzón, no le quites los ojos de encima por cualquier incidente. Así como los humanos, los perros pueden resfriarse con los cambios bruscos de temperatura, entonces no dejes que se tumbe frente a la corriente del aire acondicionado. Los insectos proliferan en esta época por lo que es necesario poner atención al desparasitante y siempre hay que vacunarlos y desparasitarlos antes del verano. Algunas personas suelen cortar el pelo de sus perros con la intención de que estén más frescos. Consulta con el veterinario antes de hacer esto pues el pelo tiene una función protectora de la piel. El corte dependerá de la raza y aquellos que tienen fleco, es mejor dejárselos pues también los protege de los rayos del sol. Tampoco lo saques a pasear durante las horas más calurosas del día. Podría sufrir un golpe de calor o quemar sus patitas con el pavimento caliente.

 

GATO: colócale bebederos por toda la casa y bajo la sombra. Al no ser conocidos como grandes bebedores, también es recomendable combinar su concentrado seco con comida húmeda enlatada. Evita que se exponga a zonas con bastante exposición de rayos solares, como techos o azoteas. Esto porque les puede dar un golpe de calor y sufrir quemaduras en las zonas sensibles de su piel como la nariz, vientre, almohadillas y puntas de las orejas.

 

Para evitar lo anterior, ofrécele un lugar fresco donde descansar. A los gatos que les gusta estar encerrados, estarán un 90% menos propensos a sufrir por el calor del sol. Si lo sacas a la calle, nunca lo dejes solo en el carro, menos en horas de calor porque la temperatura sube rápidamente. También procura que tu gato no se acerque a rejas, balcones y ventanas, por que al tratar de refrescarse, podría caer inesperadamente y sufrir lesiones.

 

AVES: ellas mantienen su temperatura en clima frío o cálido. También mudan su plumaje y durante este periodo, es importante proveerles de la alimentación adecuada para que tengan suficientes energías. Es necesario limpiar su jaula con frecuencia porque los excrementos, restos de plumas y la humedad a causa del chapoteo en el agua son caldos de cultivo de virus y bacterias. Disminuye su ingesta de grasas e incrementa la de frutas y verduras frías y jugosas, como la lechuga o el güisquil. Asegúrate que siempre tenga agua limpia a su alcance.

Cuida que su jaula esté en un lugar fresco y que no le pegue directamente la luz del sol. Si tiene un recipiente grande en el cual pueda refrescarse completo, mejor. Un aspersor con agua pura para refrescarlo le encantará, pero no lo hagas en exceso.

 

PEZ: es complicado tener un acuario y salir de vacaciones durante varios días. De preferencia, podrías pedirle a un amigo que viva cerca de tu casa, que se encargue de los cuidados y alimentación de tus peces. Deja el acuario en un lugar fresco de la casa, donde no le pegue la luz directa. Antes de dejarlos, obsérvalos para estar seguro que ninguno de tus peces esté enfermo o se vea como que necesita atención veterinaria. Para el alimento, consulta con tu veterinario de confianza sobre algún bloque de comida que se disuelva poco a poco en el agua. También puedes buscar un dispensador de alimento en una tienda de mascotas.

 

ROEDOR: con estos animales el riesgo es menor pues se mantienen encerrados en una jaula, cuarto o diferentes ambientes no expuestos al sol. Mantenerle agua fresca y comida. Cuando toman mucha agua tienden a orinar más, y su piel puede irritarse. Entonces es necesario estar pendiente de la limpieza de su entorno así como de la temperatura del lugar donde se mantienen. Para refrescarlo, se le puede rociar con un aspersor con agua pura, una o dos veces al mes.

REPTIL: déjale un recipiente con agua que no se vuelque, en el cual pueda beber o refrescarse si lo necesita. Por su alimentación tan variada, ya sea vegetariana o a base de insectos, es preferente que un conocido llegue a darles de comer. Deja todo el alimento al alcance y las instrucciones claras de cómo administrárselo. También explícale bien las señales que podrían presentarse si tu reptil se enfermara, para que sepa cuando llamarte a ti o al veterinario. Los reptiles están ligados directamente a la temperatura para el funcionamiento del metabolismo y tienen ciclos de poca actividad relacionados al clima, como hibernaciones. Por lo que antes de asustarte, debes informarte bien sobre cual es este comportamiento según la especie de reptil que tengas.

 

Las macetas de barro invertidas son ambientes frescos y si les haces hoyos para que entren y salgan, estarán muy entretenidos en tu ausencia.

“Tener animales implica mucha responsabilidad. Nunca adquieras un animal a la ligera sin tomar en cuenta la responsabilidad a largo plazo que estas adquiriendo. Documéntate y busca a un profesional para que te oriente y te explique los pros y los contras de adquirir cierto tipo de animal”, indica el veterinario Rolando Wer.

 

RECUADROS

 

Asegúrate de que tenga todas sus vacunas y esté desparasitado antes de visitar un lugar nuevo.

 

Identifica una clínica veterinaria cerca del destino de tu viaje por cualquier emergencia.

 

Fuente: Royal Canin, Nutro Expertos, Mundo Animal Kiwoko, doctor Rolando Wer, teléfono 3131-3031, exoticdr@hotmail.com. Médico veterinario Danilo Aris, Dana Hospital Veterinario, daris@danahospital.vet