¿Cómo evitar que los perros muerdan los muebles?

Para algunos dueños de perros, evitar la destrucción de muebles u otros objetos es parte de la experiencia de aprender a vivir juntos.

×

¿POR QUÉ MI PERRO MUERDE LOS MUEBLES?

Morder es parte natural de la vida de los perros. Para los cachorros, es una forma de juego y alivio del malestar del cambio de dientes; para un perro adulto es una forma de limpiar su dentadura o de expresar sentimientos negativos.

Por eso es necesario saber que no podrás evitar que tu mascota deje de mordisquear, pero sí guiarlo a que lo haga de manera correcta en objetos hechos especialmente para que lo haga.

Darle juguetes o premios hechos especialmente para que muerda evitará problemas en su salud, como obstrucciones o daños en el sistema digestivo, lesiones en la boca, intoxicaciones, entre otros.

¿QUÉ LE PUEDO DAR A MI PERRO PARA QUE MUERDA?

 

Existen varios juguetes y premios que puedes elegir, dependiendo de su edad, tamaño y las necesidades que quieras cubrir. Por ejemplo, si tu perro muerde porque está aburrido busca alimentadores interactivos, como pelotas con agujeros, para entretenerlo buscando su premio.

Para mantener sus dientes saludables, busca premios hechos especialmente para eso y juguetes adecuados que no lastimarán su dentadura. Si es un cachorro en etapa de dentición, busca juguetes suaves hechos para su edad.

Procura seleccionar opciones no tóxicas, que no se desarmen con facilidad y de un buen tamaño para que no se la trague con facilidad. En cuanto a los premios o snacks no sobrepases el número de premios recomendados y complementa con una nutrición balanceada para evitar problemas de peso.

¿CÓMO ENTRENO A MI PERRO PARA NO MORDER LOS MUEBLES?

Comienza con hábitos positivos, como darle un juguete cada vez que veas que empieza a mordisquear y a desviar su instinto de morder a cosas adecuadas para hacerlo. Juega y ejercita con él seguido para que saque su energía, redirigiendo a actividades saludables.

Cuando no puedas supervisar sus acciones, aleja a tu mascota de los muebles y no permitas que entre en la habitación. Poco a poco podrás dejarlo entrar, acompañado y reforzando el uso de sus juguetes, para que sepa qué puede morder y qué no. También puedes usar un spray repelente no tóxico, que hará que se aleje de los muebles.

Recuerda que debes establecer tu dominio, demostrando que él debe de obedecerte. Entrénalo, con ayuda de premios, a que deje lo que está mordiendo o a que salga de la habitación. Con paciencia y la ayuda de herramientas lograrás curvar este comportamiento para que tanto tus muebles como tu perro estén a salvo.

Noé dice…

Consulta con tu veterinario si alguna actitud de tu perro es persistente y así saber la mejor actitud a tomar.

 

Fuente: Wagwalking.com, Jugar con su perro de Christina Sondermann, Cómo adiestrar a tu perro: Técnicas sencillas y efectivas sin castigos ni maltratos de Diego Krzychowiec.