¿Cómo hacer para que el perro deje de tirar de la correa?

Siempre que tu perro esté bien entrenado para salir a caminar o pasear, la experiencia será agradable para toda la familia.

×

Salir a caminar con tu perro no solo permite que haga sus necesidades, sino también que gaste energía, esté en forma y se relacione con otras mascotas. Además, representa una práctica para la obediencia y una excelente oportunidad para estrechar la relación con tu mejor amigo.

El primer consejo para que el paseo sea un éxito es eliminar la ansiedad. Si tu perro se agita cuando ve la correa es porque sabe que van a salir de casa, entonces no debes ponérsela. Lo mejor es que te pares delante de la puerta hasta que tu peludo se siente y se relaje.

 

En el camino

Si la correa va a ser llevada por un niño, es importante que también le transmitas seguridad y le enseñes que el perro debe caminar a su lado y no al frente. Si la mascota comienza a tirar de la correa, deben detenerse hasta que esté holgada, explica Pichy, entrenador canino de El Arca de Noé.

En caso el perro quiera caminar en otra dirección, debes detenerte, decirle “no” y hacer una corrección tirando de la correa hacia el camino indicado. Al obedecer, felicítalo verbalmente y con un premio.

Si tu mascota se detiene repentinamente, es mejor ser cauteloso y revisar si tiene alguna lesión en sus patas. Esto también puede deberse a cansancio, lo que se resuelve dejándolo descansar unos minutos o motivarlo con un premio.

Es posible que el perro se muestre nervioso ante los ruidos de la calle, en especial si ha tenido un dueño anterior y no adquirió buenos hábitos, en estos casos es mejor el paseo en lugares tranquilos donde tú y tu mejor amigo puedan tener un tiempo de relajación.

 

 

En el parque

Al llegar a un parque deja que el perro olfatee y haga sus necesidades, es parte de lo que necesita para tranquilizarse en el lugar. También es importante que tu mascota comprenda la diferencia entre paseo, un momento para caminar calmadamente, y juego, cuando el perro puede explorar y correr.

Los parques y áreas perimetrales a casa son los mejores lugares para el paseo del perro, aunque es recomendable cambiar la ruta, resalta Pichy. Esto se debe a que, si el perro memoriza la ruta, estará más pendiente del camino que de seguir tus instrucciones; por el contrario, al cambiar el trayecto, tu mascota estará atenta a tus pasos.

Es importante que tu perro asocie el paseo a juego, premios y un momento divertido con la familia.

 

Accesorios para el paseo

Al salir de paseo con tu perro, asegúrate de ponerle su collar y llevar un juguete. Ponle la correa y, en días lluviosos, puedes cubrirlo con un traje impermeable y botitas. No olvides las bolsas para recoger sus necesidades. Incluir un bebedero portátil puede ser importante. Lleva un clicker y premios de alto valor tanto para motivarlo a seguir instrucciones, como para reforzar la conducta relajada ante un ruido fuerte o una situación inesperada, recomienda Pichy.*

 

Noé dice…

Dependiendo de la raza de tu perro, así será el tiempo ideal de paseo. Al menos se recomiendan 45 minutos recorridos o rutinas más cortas tres veces al día.

Fuentes: Pichy, entrenador canino.PichyEntrenadorCanino. El Arca de Noé. Kiwoko.com.

 

 

 

Publicado el