¿Cómo le quito las pulgas o piojos a mi cuyo?

Las pulgas y los piojos representan una amenaza seria para tu cuyo. En pocos días pueden infestarlo y causar daños serios a su salud.

×

Las pulgas, los piojos y los ácaros son parásitos externos que pueden afectar a los cobayos o cuyos. Los dos primeros se alimentan de las capas superficiales de la piel, costras y coágulos de sangre. Afectan a otras mascotas como hámsteres, conejos, ratones, cerdos y animales de granja.

“Los piojos son ectoparásitos que tienen especificad de especie, que en este caso son los cuyos”, explica Massiel Rivera, veterinaria de Dana. Por el contrario, las pulgas, garrapatas y ácaros pueden ser transmisibles a los seres humanos y otras mascotas.

Una de las razones por las cuales debes actuar de inmediato, y llevar tu cuyo con el veterinario al detectar pulgas o piojos, es que estos pueden infestar a tu mascota en solo una semana.

 

¿Qué problemas causan en mi mascota?

De acuerdo con Rivera, “los ectoparásitos en general pueden causar alopecia, prurito, descamación, costras y mucho estrés para una especie tan sensible”. Aunque muerden la superficie de la piel, no siempre las heridas son visibles, manifestando irritación o pelaje de aspecto sucio y pegajoso debido a secreción en la piel inflamada y excreciones de los parásitos.

 

¿Cómo eliminar los parásitos?

Lo más usual es el uso de productos antiparasitarios como la selamectina o ivermectina. Se recomienda realizar fumigaciones del ambiente en caso sea muy recurrente la aparición de parásitos. Debes tener precaución de no exponer a tu mascota a estos productos que son altamente tóxicos para ellos, explica la veterinaria.

 

 

Prevenir el problema

Para evitar la presencia de pulgas y piojos en los cuyos es conveniente aislar una mascota nueva, administrarle un producto antiparasitario externo, e incorporarla al grupo cuando se encuentre libre de ectoparásitos.

Por otra parte, es necesario realizar los chequeos veterinarios rutinarios para asegurar que el cuyo esté bien nutrido, ya que un déficit de vitamina C puede debilitar su sistema inmune haciéndolo más vulnerable a parásitos, explica Rivera. Con esta recomendación también es posible detectar a tiempo cualquier lesión en la piel de tu mascota, la cual puede ser signo de pulgas o piojos.

 

Noé dice…

Los parásitos prefieren lugares con animales confinados y condiciones de higiene inadecuadas, por eso asegúrate de limpiar bien el ambiente donde se encuentre tu cuyo.

Fuentes: Massiel Rivera, veterinaria de Dana. Zotal.com.

 

Publicado el