Importancia de saber escoger el mejor grooming para tu mascota

Una oferta de lavado y corte puede salirte muy cara si no se hace en un lugar especializado.

×

Una vez cada tres meses regresas a la rutina de estilizado: buscas “al mejor” estilista que por fin entienda como manejar tu pelo. Buscas un estilo y se lo llevas para que te lo corte. Lo peor que podría pasar es que no te guste y solo debas esperar a que tu pelo vuelva a crecer.

Pero ¿te imaginas qué con el corte, te lleves también de la peluquería algún padecimiento cutáneo que después tu cuero cabelludo tenga que aguantar? Suena desagradable pero de hecho es un riesgo que pueden sufrir los perros de casa.

¿Cómo puedes evitar el riesgo de caer en un mal grooming?

Antes de que te preocupes demasiado, considera que esto podría ser un caso fortuito. Los riesgos se minimizan si investigas con anticipación, qué tipo de lugar es al que llevarás a tu querida mascota. Para determinarlo, el zootecnista José Daniel López de Arca de Noé, señala algunos puntos importantes y consejos que debes analizar antes del corte de tu mascota.

  • Investiga el lugar: así como pides recomendaciones de estilistas para tu cabello, tómate el tiempo para investigar sobre un buen lugar de grooming para tu mascota. Esto es no solo investigar en Google. Sino pedir recomendaciones a otros dueños de perros que veas que también usan este tipo de servicios. No lo lleves al más cercano o porque ya es urgente que le corten esos nudos que parecen nidos de pájaros. Empieza la búsqueda con anticipación.
  • Inspecciona el lugar: selecciona dos o tres lugares y visita sus instalaciones. Observa que tengan a la vista los diplomas de estilismo canino que respalden no solo al lugar sino también a los groomistas. Esto es importante pues son los estilistas caninos los capacitados para identificar el corte adecuado para cada raza, según su tipo de pelaje.

  • Que sea un negocio transparente: más que hablar del pago de impuestos y la entrega de facturas, esto se refiere a que literalmente, el área de groomig esté a la vista de todos los clientes. Te habrás dado cuenta que la mayoría de peluquerías para perros tienen grandes ventanales y resulta entretenido ver a los perritos mientras les lavan, cortan y secan el pelo. Allí mismo podrás observar no solo el trato que les dan a las mascotas, sino también si el equipo que los groomistas utilizan es el adecuado. Puede que pienses que no sabes de eso, pero con una búsqueda rápida por internet, podrás enterarte de los utensilios básicos como peines, cepillos, manoplas, rastrillos, tijeras, cuchillas, maquinas eléctricas o manuales, productos como champús y secadoras. Tal vez te tomará un poco de tiempo aprender un poco al respecto pero es tiempo bien invertido que podría ayudarte a tomar la mejor decisión.

  • Tenga higiene adecuada: los lugares donde predomina el mal olor y que a simple vista tiene mala higiene, son el tipo de lugares que debes evitar. Si eres dueño de un perro, sabrás identificar el olor natural que emanan los perros de otros olores que tienen que ver con la mugre, los desechos y el descuido de los materiales o utensilios que se usan en una peluquería canina. A veces los sentidos del olfato y la vista pueden sacarte rápidamente de ese apuro.

  • Evita los olores: es antinatural pensar en perfumar a un perro pues como bien se sabe, ellos tienen el olfato súper desarrollado, mucho más que el del ser humano. Por lo que un simple olor a vainilla u otra esencia, podría resultar muy intenso y desagradable a la mascota. Es muy perjudicial para este sentido tan especial en ellos y por ello no es recomendable.

Noé dice…

Lleva a tu mascota al grooming cada 21 días. Cuida que no se rape el pelaje de tu perro pues su piel queda totalmente expuesta y esta podría irritarse.

 

Fuente: licenciado en Zootecnia, José Daniel López.