Mi perro tiene conductas destructivas

Conozca como erradicar este comportamiento común en la mayoría de perros.

Quien ha tenido un perro ya sea desde cachorro o adoptado desde adulto, seguramente ha pasado por lo menos por un episodio de destrucción. Quien se compromete con la vida de un perro, debe entender que esta conducta podría darse una o más veces y debe tener la paciencia necesaria para aprender cómo corregirla. Para nada debe ser razón para desistir de la mascota y abandonarla.

Al contrario, hay que entender que el perro adulto, así como el humano, tiene sentimientos de tristeza y ansiedad que podrían provocar esta conducta. De hecho, es la ansiedad por separación de los dueños y el estrés lo que provoca estos comportamientos nocivos. En el caso de los cachorros, morder zapatos o muebles es un comportamiento normal debido a que se encuentran en edad de explorar.

Esto no es cuestión de raza, es solo que algunas tienen mayor necesidad de gastar su energía. Entre las que tienen un mayor nivel de actividad están los perros Dálmata, Beagle, Husky Siberiano, Bóxer, Chihuahua, Salchicha, entre otras. Todo dependerá del entrenamiento y los límites que se le impongan al perro desde cachorro.

Juguetes especiales

En el caso de los perros, es importante que se ejerciten mucho y estimularlos mentalmente, ya que los perros con comportamientos destructivos, son perros activos pero poco estimulados. La escasa estimulación provoca la necesidad obsesiva de explorar, morder y destrozar.

Para corregir esta conducta, se les debe enseñar a morder juguetes especiales para ellos, en particular los de nylon y plástico duro. Es bueno tener varios juguetes pero no dejárselos todos a su alcance al mismo tiempo y rotárselos periódicamente. De esta manera se mantiene su interés, incluso al darle una golosina mientras muerde sus juguetes puede distraerlo y que retome su fascinación por el objeto más tarde.

No se les debe dar zapatos viejos, toallas u otros objetos a modo de juguete, que sean parecidos a los que se les prohíbe morder. Esto solo los confundirá y no aportará nada al entrenamiento de estas conductas destructivas. Otro truco es agregarle pimienta u otros sabores desagradables, a los objetos que muerde seguido.

LAS SOLUCIONES

Es mejor empezar a corregir al can desde cachorro pues está en plena etapa de conocer su entorno, explorar y aprender. Las mascotas adultas llevan más tiempo de corregir porque con el tiempo ya se han creado el hábito de morder y deshacer cosas.

Los comportamientos destructivos de los gatos podrían ser morder o rascar. Para solucionar este problema, se les debe proporcionar lugares para que puedan escalar y cajas de cartón vacías, con algunas golosinas en el interior. Es bueno darles juguetes especiales para gatos, en especial los que impliquen movimiento. Evitar hilos o lanas que pueden causarles obstrucciones.

Noé dice:

Limpia y desinfecta el juguete de tu mascota con frecuencia para evitar infecciones bucales.

Fuente: Dana Hospital Veterinario.