Organización busca reforestar para propiciar la lluvia

Generar lluvia favorece también la producción agrícola y una mejor calidad de vida para la población.

Conscientes de la problemática global que representa la deforestación indiscriminada, Agrocentro ha lanzado el programa “Sembrando Lluvia” el cual promueve la recuperación de “zonas de vida”.

¿Cuál es la problemática global?

La humanidad constantemente hace uso insostenible de los recursos naturales, los cuales reducen a escalas exponenciales las bases del desarrollo. Esto también trae como consecuencia la pérdida de la biodiversidad, las sequías y otros problemas medioambientales sumamente serios. Agrocentro ve con preocupación la manera en que el ser humano ensucia el mundo e irrespeta la naturaleza pues es inevitable que la actividad humana tenga un impacto en ella.

Es por ello que Agrocentro ha decidido actuar responsablemente y ofrecer soluciones para inspirar a otras empresas a colaborar y hacer cambios con responsabilidad social-ambiental empresarial. Ellos han iniciado con un monitoreo de la tasa de pérdida de bosques anualmente porque consideran que “el bosque es lluvia y la lluvia son cultivos. ¡Los humanos no somos conscientes de cuán importante es el cuidado del planeta aún para la actividad económica!”.

Es por ello que el proyecto “Sembrando lluvia” se enfoca en el concepto de recuperación de “zonas de vida” creado por la Fundación Hojas Verdes. Dicho concepto supone la siembra de especies nativas diversas, la siembra de árboles frutales y el lanzamiento de bombas de semillas de plantas con flor, con el propósito de atraer diversidad de fauna, en especial a especies polinizadoras.

 

En lo que va de 2020 se ha logrado realizar siembras en:

  • Astillero Municipal de Tecpán, Chimaltenango.
  • Barranco de la Cuenca del Río Negro en la Ciudad de Guatemala (entre zonas 10 y 15).
  • Cuilco, Huehuetenango.
  • Sabanetas Dolores en Petén.

El proyecto “Sembrando Lluvia” se ejecutará con el propósito de crear un mayor impacto ambiental en Guatemala, con base en el “8vo. Principio del Pacto Mundial de Naciones Unidas, el cual dice: las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental”. Es por ello que se busca reforestar las zonas dañadas para mantener el equilibrio de la fauna y flora local, con el objetivo que este proyecto se mantenga y se promueva en otras industrias.

La colaboración ha iniciado

Como parte de las actividades de reforestación que implementa la Facultad de Humanidades de la Universidad San Carlos de Guatemala, el lunes 10 de agosto los estudiantes realizaron una jornada de reforestación. En ella, más de dos mil árboles fueron sembrados en Sabanetas Dolores, Petén.

La coordinadora de los Epesistas, Claudia Rivera, comentó que este proyecto es requerido por la universidad y la comisión de Medio Ambiente para mejorar las condiciones ambientales. Por su parte, la licenciada Mirna Pérez, coordinadora de la Facultad de Humanidades en Petén, explicó que se han plantado más de 25 mil árboles, lo cual ha sido tomado como un requisito para que los estudiantes se gradúen de licenciados. Las capacitaciones y las plantas para lograr dichas jornadas de reforestación, han sido provistas por el DIRNA del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la República de Guatemala, MAGA; según explica Michael Monte. Finalmente, el asesor técnico Julio Morataya, explicó que es un evento muy importante pues recupera áreas verdes y que con la responsabilidad social que tiene Agrocentro, la empresa ha dado apoyo a estas reforestaciones.

“Invitamos a cualquier empresa guatemalteca, a sumarse al esfuerzo por la conservación de los bosques, dado que los bosques son vida. En la medida que tenemos una cobertura boscosa suficiente, el ciclo de la lluvia no se ve interrumpido. Y siendo Guatemala un país eminentemente agrícola donde un alto porcentaje de la población vive a través de la producción de sus propios recursos alimenticios, es importante que el ciclo de la lluvia no se detenga para que ellos se puedan seguir alimentando y subsistiendo y encontremos en este país un poco más de paz social porque habría menos presión sobre las necesidades de la gente. A la larga, todos los que estamos inmersos en el negocio de la agricultura, debemos de tener claro que con menos lluvia, menos mercado agrícola. Si queremos preservar también el ciclo de vida de las empresas indefinidamente, tenemos que trabajar en proteger el bosque para que la lluvia siga cayendo y de esa forma exista una agricultura próspera y sostenible”, explica Alex Huard, director comercial de Agrocentro.

Si como persona individual o empresa desea unirse a esta iniciativa, escriba al correo electrónico alex.huard@agrocentro.com.