¿Por qué es tan necesario el chequeo anual para mi mascota?

Una mascota es un miembro más de la familia. Un chequeo anual es una excelente forma de cuidar su salud asegurando una buena vida a tu lado.

×

Una mascota es un miembro más de la familia que convive en el hogar. Por eso, cuidar de su salud es importante para que tengan una larga y buena vida a tu lado. Una excelente manera de asegurarse de ello, es hacer un chequeo anual. De esta forma se podrán evitar problemas mayores en el futuro.

¿QUÉ ESPERAR DEL CHEQUEO ANUAL?

Al ir a la clínica para el chequeo anual, el médico hablará contigo sobre la salud de tu mascota y podrás comentarle si has visto algún cambio o si experimenta algún malestar. Luego, se le hará un chequeo físico general, donde se evaluarán alrededor de 12 parámetros vitales.

Comenta sobre su hábitos de higiene, cambios que hayas notado cuando hace sus necesidades, su apetito y consumo de agua; si has observado cambios en cómo camina o en su personalidad. El médico también te podrá preguntar sobre sus vacunas, cuándo fue la última vez que se desparasitó, el ambiente donde vive y con quién convive.

Entre las cosas que revisarán físicamente están:

  •       Ojos
  •       Orejas
  •       Dientes y encías
  •       Piel
  •       Abdomen y pecho
  •       Cola
  •       Uñas

También revisarán si tiene bultos o protuberancias, así como medir su peso y revisar si tiene pulgas, garrapatas u otros parásitos. Dependiendo de qué se encuentre, se podrá determinar si se necesitan exámenes complementarios, como análisis de sangre, heces u orina.

Con el chequeo y análisis, si se encuentra alguna afección , será controlada inmediatamente. Si es necesario un tratamiento  con medicamento, el veterinario te explicará la frecuencia, la duración y los efectos de este. Pídele que te explique cómo es la mejor forma de administrarlo y hazle preguntas hasta que te quede claro.

Para algunas mascotas, en especial las que tienen enfermedades crónicas, se necesita llevar un control más directo para saber cómo reaccionan a su tratamiento y estar al tanto de alguna complicación.

 

LA MEDICINA PREVENTIVA EVITA PROBLEMAS A LARGO PLAZO

El chequeo anual es una forma de medicina preventiva, que permite detectar enfermedades de forma temprana, lo que evitará que llegue a etapas más graves o tratamientos más largos y costosos. También ayudará a que mantengas un control sobre el estado de salud general de tu mascota, permitiendo tener una mejor calidad de vida.

Toma en cuenta que la frecuencia varía de animal a animal. Por ejemplo, las mascotas exóticas tienden a tener un manejo diferente y más complicado, necesitando controles más de dos veces al año.

 

Otro detalle a considerar es la edad. Los animales en etapa geriátrica necesitarán visitas más frecuentes para detectar y controlar problemas que se presentan más a menudo cuando envejecen.

Noé dice…

Aclara todas tus dudas con el veterinario antes de salir de la consulta, para llevar correctamente cualquier tratamiento.

 

Fuente: médico veterinario, Brian Haroldo Pérez Mazariegos; Wagwalking.com