¿Por qué las mascotas nos hacen felices?

Esos pequeños cuerpos peludos son la fuente del amor e inspiración de cientos de personas.

×

La respuesta podría parecer obvia y en el fondo, todo aquel que goza de la compañía de un animalito, ya la conoce. A veces, las palabras no alcanzan a explicar lo que se logra sentir por ellos y solo queda gozar de ese amor que provocan.

La psicóloga clínica Rocío Illescas explica que “Freud hablaba del objeto. El objeto es cualquier cosa externa a nosotros que sea receptor de nuestro amor u odio. Lo amamos al mismo tiempo que lo odiamos. Con las mascotas se da una respuesta positiva por la manera en que reciben nuestro afecto. Su lealtad hacia nosotros es incondicional y nuestro amor es bien correspondido.  En términos generales, todo lo que nos brinda placer, nos genera oxitocina. Este es el neurotransmisor que nos hace sentir enamorados, por eso nos sentimos permanentemente enamorados de nuestras mascotas. El vínculo se fortalece cuando nos besan, cuando nos reciben moviendo sus colas, cuando abrazamos su pelaje suave. ¡Son el objeto de nuestro cariño!”, explica.

Asimismo, un estudio de la Asociación Americana de Psicología, demostró que las mascotas son una importante fuente de apoyo emocional y social para individuos comunes, no solo para aquellos que enfrentan complicaciones de salud. Dicho estudio fue respaldado por otros tres que llevaron a cabo los psicólogos en la Universidad de Miami y en la Universidad de Saint Louis.

“Observamos evidencia de que los dueños de mascotas mostraron resultados más positivos, tanto en términos de bienestar como de diferencias individuales, que los no dueños de mascotas, en varias dimensiones”, dijo el investigador principal Allen R. McConnell, PhD, de la Universidad de Miami en Ohio. “Específicamente, los dueños de mascotas tenían una mayor autoestima, estaban más en forma física, tendían a estar menos solos, eran más conscientes, eran más extrovertidos, tendían a ser menos temerosos y tendían a estar menos preocupados que las personas que no tenían mascotas”.

EVIDENCIA MÉDICA

¡Las mascotas incluso tienen impactos positivos en la salud! Illescas añade que “cuando las personas empiezan a tener problemas de presión arterial, se ha demostrado una mejora significativa al tener mascotas, al punto de disminuir la dosis de medicamento para este padecimiento”.

Esta teoría también se respalda con otros resultados arrojados por el estudio realizado por la Universidad de Miami en Ohio. McConnell agrega: “Hasta ahora, la mayoría de las investigaciones sobre los beneficios de las mascotas han sido correlacionales, lo que significa que se analizó la relación entre dos variables, pero no se demostró que una causara la otra. Por ejemplo, investigaciones anteriores mostraron que los pacientes ancianos de Medicare con mascotas tenían menos visitas al médico que pacientes similares sin mascotas, o que los hombres VIH positivos con mascotas estaban menos deprimidos que los que no tenían mascotas”.

LAS MASCOTAS QUE TE DAN FELICIDAD

A la pregunta ¿por qué tus mascotas te hacen feliz?, algunos guatemaltecos contestaron:

“Por el amor que demuestran, por sus payasadas, por sus travesuras, por su olor a quesito, por sus besos, por su forma de verme… ¡amoooo a mis bebés!”, Claudia Velásquez, dueña de Copito, Kiki y Quorton.

“Porque no importa lo que uno sea o haga, ellos te aman y te acompañan siempre a pesar de cualquier cosa”, Montserrat Guinea, dueña de Cerdo Antonio, Ramón y Napoleón.

“Porque siento su alegría y amor al verme, al seguirme por toda la casa no importa lo que esté haciendo. Además porque desarrollamos nuestro propio lenguaje, siento que solo les falta hablar español”, Gabriela Gaytán dueña de Lupin, Pumba y Félix.

“Porque lo veo y suspiro, su presencia me calma, su mirada de amor puro y verdadero me dice que todo está bien y que todo su amor es para mí. La traducción de su nombre del árabe al español seria: “Mi Amado” o “Mi Amor””, Cristian Alexander Gómez dueño de Habibi.

 

Fuente: Rocío Illescas, psicóloga clínica, soulbewellclinic@yahoo.com; American Psychological Association.

Publicado el

Archivado en:

Mi Mascota