Previene enfermedades en los gatos

A pesar de parecer sedentaria y repetitiva, pon atención a la rutina de tus gatos para advertir cualquier complicación en su salud.

Tan independientes, altivos, elegantes y amantes silenciosos y distantes. Así son los gatos; tan autosuficientes que hasta se esconden cuando están enfermos. Ya lo dijo el novelista argentino Julio Cortázar: “Querer a las personas como se quiere a un gato, con su carácter y su independencia, sin intentar domarlo, sin intentar cambiarlo, dejarlo que se acerque cuando quiera, siendo feliz con su felicidad”.

 

Sin embargo, con ese mismo amor y paciencia, los dueños de gatos deben estar muy atentos al comportamiento de sus queridos pero distantes felinos. Su salud puede deteriorarse rápidamente y en cuanto antes se detecte algún posible problema de salud, más rápido llegará la cura y el gato sufrirá menos.

 

¿Qué buscar?

Señales que no debes pasar por algo pues podrían significar que algo anda mal con su organismo, son:

  • Está sucio: podrás notar que ha dejado de acicalarse si tiene el pelo sucio, apelmazado y sin brillo y podría tener algo grave.
  • Ha dejado de comer: no pasa nada si no come un día de manera esporádica. Pero si pasa más tiempo, debes llevarlo con el veterinario cuanto antes. “Podría no gustarle su concentrado o podría estar deprimido. Lo cierto es que, si deja de comer, las consecuencias pueden ser graves, pues una simple inapetencia se puede convertir en lipidosis hepática, la cual es más complicada de tratar”, explica el veterinario Danilo Arís de Dana Hospital Veterinario.
  • Baja de peso: si a simple vista ha disminuido de peso, es urgente que lo vea un veterinario.
  • Problemas de orina: si lo hace en exceso o no lo hace para nada.
  • Diarrea: varios días de diarrea puede ser un síntoma de parásitos o infecciones.
  • Vómitos: una cosa es expulsar bolas de pelo y otra es vomitar trozos de comida. Lo último es señal de que algo anda mal. El vómito repetitivo también puede estar relacionado con algún cuerpo extraño dentro del sistema digestivo del gato.
  • Estornuda o moquea: así como puede ser una simple alergia, puede ser un virus que ponga en riesgo su vida.

 

Todo síntoma es señal de que algo anda mal. Al menor indicio de enfermedad, nunca automedique a su gato. Llévelo pronto con el veterinario para que este lo diagnostique y medique de manera acertada para su rápida recuperación.

 

Sobre adiestramiento para gatos

Algunas recomendaciones de los veterinarios para mantener a los gatos limpios y libres de enfermedades son:

  • Los gatos rescatados de las calles deben ser revisados primero por un veterinario, quien le pondrá las vacunas correspondientes y lo desparasitará. Además, el doctor Arís recomienda realizar una prueba de leucemia e inmunodeficiencia antes de introducirlos a un ambiente donde haya más gatos. Luego de estos chequeos y posiblemente un baño, puedes llevarlo tranquilamente a casa.
  • El gato rescatado debe ser castrado lo antes posible. Esto evitará que el gato salga y se exponga a mordeduras de otros animales a causa del celo, o que sea arrollado o envenenado. La castración, a su vez, evita que el gato procree otros gatitos, lo cual suele hacer que crezca el problema de gatos abandonados en las calles.
  • Realice una limpieza diaria y adecuada de sus heces. El gato debe tener a la mano una caja de arena, que además de ser de calidad, debe ser cambiada con frecuencia para prevenir enfermedades.
  • El animal debería consumir únicamente su concentrado. Si quiere variar su dieta, consulte primero con un veterinario especialista.
  • Una desparasitación al momento de la adopción no es suficiente. Se debe llevar un control de pulgas, ya sea a través de collares, pipetas u otros líquidos especiales aprobados por veterinarios.

Noé dice:

Mantén agua fresca y limpia todo el tiempo para evitar problemas digestivos o enfermedades en tu mascota.

 

Fuente: Revista Muy Mascotas. Veterinario Danilo Arís, de Dana Hospital Veterinario.