¿Qué hacer cuando un perro vomita?

Los vómitos son una reacción normal ante alteraciones en el organismo de tu mascota, por lo que debes prepararte para reaccionar y brindarle la atención que necesita.

×

Lo primero que recomiendan los veterinarios es diferenciar entre el vómito y la regurgitación. “Si la mascota vomita, generalmente presenta náusea y babeo. También se puede observar contracción de los músculos abdominales, lo cual permitirá la expulsión del vómito”, indica Brian Haroldo Pérez Mazariegos, veterinario de Dana.

Tampoco debe confundirse con las arcadas, que suelen preceder a los vómitos, pero son causadas por la presencia de fragmentos de huesos, astillas, espinas, juguetes u otros objetos atrapados entre la boca y la garganta.

El vómito suele constar de tres etapas:

  1. Náusea: el perro se muestra nervioso, lame, saliva, intenta tragar y masticar.
  2. Ahogo: se observa la contracción de los músculos abdominales aún con la boca cerrada, los movimientos consisten en un bombeo abdominal y la espalda se curva.
  3. Vómito: el contenido es expulsado por la boca, por lo general se trata de comida y líquido.

La atención que tu mascota necesita

Una vez tu perro haya vomitado, necesitará que le brindes agua potable en pequeñas cantidades para que pueda rehidratarse y reponerse. Es probable que no te reciba alimentos en las siguientes horas, por lo que debes dejarle guardar un tiempo de ayuno.

Es recomendable que las siguientes comidas sean blandas y en pocas cantidades. Obsérvalo, no le proporciones ningún medicamento y, si el problema continúa o se presentan otros síntomas, llévalo con un especialista en medicina veterinaria.

¿Cuándo acudir al veterinario?

La recomendación de Pérez Mazariegos es observar la frecuencia del vómito, su color, contenido y el acompañamiento de síntomas como diarrea, inapetencia, debilidad, fiebre y dolor.

Las causas más comunes relacionadas con desórdenes gastrointestinales son “gastritis, úlceras gástricas, pancreatitis, indigestión por consumir un alimento en mal estado, ingestión de tóxicos, efectos de medicamentos, plantas, cuerpos extraños y cambios de dieta bruscos en la alimentación”, indica el veterinario.

Otros padecimientos causantes de vómitos en los perros pueden ser enfermedades renales, infecciones virales, bacterianas o parasitarias. Por ello, es importante buscar la atención de un veterinario que pueda evaluar a tu mascota, dar un diagnóstico correcto y brindar un tratamiento.

Sin rastro ni malos olores

El bicarbonato de sodio combinado con agua oxigenada es una buena fórmula para eliminar el olor de vómito del perro, indica Pérez Mazariegos. También podemos “dejar reposar la mezcla en el área sucia hasta que se evapore, o simplemente verter el bicarbonato de sodio en el área sucia y dejarla reposar de 24 a 48 horas para que se absorba el mal olor”, agrega.

El vinagre blanco es otra buena alternativa para neutralizar el olor a vómito. Es recomendable que cuentes en casa con productos específicos para eliminar el olor de vómito, elaborados con fórmulas de limpieza bioenzimáticas para eliminar todo fluido.

Noé dice…

Si el problema continúa o se presentan otros síntomas, lleva a tu mascota con un especialista en medicina veterinaria.

Fuentes: Brian Haroldo Pérez Mazariegos, veterinario de Dana. Mundodeportivo.com. Expertoanimal.com

Publicado el

Archivado en:

Arca de NoéMi Mascota