¿Qué hacer en caso de una emergencia con mi mascota?

Es importante que mantengas la calma para saber cómo actuar de manera rápida y eficaz.

Las emergencias suceden en los momentos más inesperados y nunca se está preparado para enfrentar estas situaciones. Cuando esto se da en una mascota es aún peor. Sin embargo, son cosas que pasarán inevitablemente por lo tanto es mejor saber cómo responder en el caso se de algún accidente con tus mascotas:

¿QUÉ HAGO SI MI PERRO SE AHOGA?

Deberás actuar con rapidez ya que la falta de oxígeno puede producir fatales consecuencias. Podría pasarle por inmersión, por inhalación de tóxicos, por la presencia de un cuerpo extraño en la garganta o traumatismo en el tórax. Para determinar qué técnica de reanimación aplicar, debes observar si tu perro respira o no. Si respira, abre su boca y tira de su lengua con cuidado, para abrir la vía respiratoria. Si no respira, busca si tiene pulso al palpar la parte interior del muslo y procura notar la arteria femoral. Si hay pulso, inicia con la respiración de rescate, pero si no lo hay, deberás practicarle RCP.

 

Si tiene una herida abierta, deberás intentar cerrar la piel sobre la herida y mantenerla presionada hasta llegar al veterinario. Si el perro ha tragado agua, deberás situar su cabeza por debajo de su cuerpo para que elimine la mayor cantidad de agua posible. Si se ahoga por un cuerpo extraño, no debes intentar rodearlo con los dedos porque podrías introducirlo más en la garganta en vez de sacarlo.

RESPIRACIÓN DE RESCATE, BOCA – NARIZ

  • Abrir la boca y tirar de la lengua hacia adelante todo lo que sea posible, cuidadosamente.
  • Limpiar si se encuentran secreciones.
  • Observar si tiene un cuerpo extraño como un huevo u otro objeto. Si lo tuviera, realizar la maniobra de Heimlich.
  • Cerrar la boca
  • Poner tu boca sobre la nariz del perro y soplar suavemente. Debes notar que su pecho se expande, si no, deberás soplar un poquito más fuerte.
  • En perros un poco más grandes, deberás pasar la mano alrededor del hocico para mantenerlo cerrado y que el aire no se escape.
  • La pauta será de 20 – 30 respiraciones por minuto, es decir, aproximadamente una respiración cada 2 – 3 segundos.
  • Debes seguir hasta que el perro respire de nuevo, lata su corazón o llegues al veterinario para que sea él quien siga con la respiración asistida.

 

 REANIMACIÓN CARDIO PULMONAR (RCP) EN ANIMALES

  • Coloca al animal en posición lateral con el lado derecho en el suelo. Si el perro es grande, colocarse detrás de su lomo.
  • Poner las manos a cada lado del tórax y sobre el corazón, justo por debajo de la punta del codo. En perros grandes, poner una mano sobre el tórax, a la altura del pico del codo y la otra sobre ella.
  • Comprime el pecho unos 25 a 35 mm, mientras cuentas uno y sueltas, al contar también uno.
  • El ritmo es de 80 a 100 compresiones por minuto.
  • Hacer la respiración de rescate cada 5 compresiones o cada 2-3 de la maniobra la realizan un par de personas.
  • Continuar con la maniobra hasta que el perro respire solo y mantenga su pulso estable.

 

MANIOBRA DE HEIMLICH

Todo dependerá del tamaño del perro, si es pequeño, sujétalo sobre el regazo boca abajo con su lomo contra tu pecho. En cualquier caso, debes rodear su cintura desde atrás.

  • Cierra una mano en forma de puño y sujétala con la otra. El puño estará en la punta de la V que forma la caja torácica.
  • Comprime su abdomen con el puño hacia arriba y hacia adentro 4 veces seguidas, con rapidez.
  • Abre la boca para ver si el objeto ya se encuentra en ella.
  • Si aún no se ha expulsado, realiza la respiración boca – nariz.
  • Dale un golpe seco con la base de la mano en el lomo, entre las escápulas y vuelve a revisar la boca.
  • Repite la maniobra si el objeto aún no sale.
  • Si el objeto ya se ha eliminado, debes comprobar que el perro respira bien y tiene latido. En caso contrario, debes recurrir a la RCP.
  • Es importante que acudas al veterinario en cualquiera de los casos.

 

Noé dice…

 

Ten a la mano estos elementos en casa:

  • Guantes de goma estériles
  • Tijeras
  • Goma elástica para torniquetes
  • Una solución antiséptica
  • Férulas para poder entablillar
  • Esparadrapo
  • Termómetro clínico
  • Pinzas
  • Algodón, agua oxigenada, alcohol y gasas

 

Lo recomendable es acudir al veterinario para que atienda a la mascota, pero siempre ayuda tener ciertos conocimientos sobre primeros auxilios. Es posible que haya que seguir las instrucciones del veterinario vía telefónica para poder actuar de manera eficaz y rápida. Por lo que unos primeros conocimientos en este sentido pueden ayudar a salvar la situación.

Día mundial contra la Rabia

El 28 de septiembre es también la fecha del aniversario de la muerte de Louis Pasteur, el químico y microbiólogo francés que creó la primera vacuna antirrábica. Las vacunas seguras y eficaces para los animales y las personas son instrumentos importantes. Consulta con tu veterinario de confianza para administrar esta vacuna a tu mascota.

Fuentes: VetLand, especialidades veterinarias. Organización Mundial de la Salud. Revista Experto Animal.