De 35 a 40 emergencias son atendidas a la semana por accidentes laborales

De 35 a 40 personas son atendidas a la semana en la capital por lesiones a causa de accidentes laborales, aseguran cuerpos de socorro.

Empleados limpian vidrios en un edificio de la zona 10. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Empleados limpian vidrios en un edificio de la zona 10. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Erwin Villagrán, vocero de los Bomberos Municipales, asegura que los principales accidentes se dan en albañilería, debido a que los trabajadores no usan equipo de protección o por descuido.

“A veces caen en zanjas, se golpean los dedos y tobillos con martillos, o caen de los andamios. A veces, los accidentes se cometen por negligencia”, refirió.

Villagrán explicó que de donde más provienen pacientes por accidentes laborales es de la avenida Petapa, zona 12, por ser un área industrial.

“En la construcción se dan bastante los accidentes, pero también se trasladan heridos desde fábricas, carpinterías y herrerías”, dijo Villagrán.

Lea también: A un año de la tragedia, estudiantes de la Escuela de Comercio 2 luchan por olvidarla

William González, vocero de los Bomberos Voluntarios, refirió que, de acuerdo con su experiencia, los golpes que sufren los trabajadores que caen de grandes alturas son diversos.
 
“Hay lesiones en el pulmón o el bazo, si caen de lado izquierdo. Si caen de espaldas, se lesionan la columna. Se dan casos en que caen boca abajo y se les revienta la vejiga o sufren serias lesiones en el estómago. Lo peor es un golpe en la cabeza, que puede ser mortal”, acotó.

Trabajadores remozan la cúpula de una iglesia sin mayor protección.(Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

González aseveró que muchos accidentes ocurren en viviendas particulares, en especial cuando los residentes efectúan trabajos de albañilería o pintura.

“Muchas personas se caen o tocan cables de alta tensión cuando efectúan trabajos a grandes alturas y no se protegen ni toman precauciones. Alguien que hace trabajos de albañilería sin que esa sea su profesión está más propenso a cometer errores y lastimarse”, comentó el socorrista.

Problema constante

En el Ministerio de Trabajo se informó que los accidentes laborales son constantes en diversas áreas, especialmente en el sector de la construcción y el reparto de comida, debido a la falta de precaución.

María Sandoval, jefa del Departamento de Seguridad Ocupacional de la mencionada dependencia, indicó que recientemente se actualizó la Normativa de Seguridad Ocupacional, para minimizar los accidentes, ya que el sector de la construcción es en el que “más accidentes laborales se dan a nivel mundial”.

“Se verifican las obras, hay normativas vigentes, pero lamentablemente no todos las cumplen, ya sea el empleador o el trabajador. A veces a los trabajadores se les dota de los equipos necesarios, pero ellos no los utilizan, y es necesario que sepan lo importante que es utilizar esos equipos”, expresó.

Sandoval explicó: “Solo tenemos informes de empresas constituidas, se pierde información del sector informal porque los llevan al hospital, pero no se hace la desagregación de que fue un accidente laboral. Es importante tener ese registro para mapear los sectores informales en los que más accidentes ocurren, para conocer las prácticas y minimizar los accidentes”.

Lea también: Estos son los 15 puntos donde ocurre la mayor cantidad de accidentes en la metrópoli

Janio Rosales, director ejecutivo de la Cámara de la Construcción, dijo que todas las empresas tienen que cumplir con los requerimientos y seguir los protocolos de seguridad, por lo que las que pertenecen a esa entidad imparten capacitaciones constantes a los trabajadores para evitar accidentes laborales.

“Tenemos una serie de reglamentos, el problema a veces es que las personas no utilizan los equipos”, indicó Rosales.

Visitan empresas

 Por medio de las verificaciones del Ministerio de Trabajo en las empresas se evalúa el riesgo que pueda existir en el área de trabajo. Si son detectadas algunas situaciones, se hacen las recomendaciones a los propietarios. Posteriormente se vuelve a efectuar una visita. Si no cumplieron las advertencias, se puede cerrar la empresa o cancelar la obra, y se emiten sanciones económicas que van de ocho a 16 salarios mínimos.

“Si hacen trabajos en alturas, se verifica qué tipo de protección utilizan los trabajadores y que lo sepan usar. Muchas veces les dan arneses, pero no saben cómo anclarlos. También se verifica que haya señalización en las obras, si hay pasos peatonales y áreas destinadas para el paso de camiones”, refirió María Sandoval, jefa del Departamento de Seguridad Ocupacional de la referida cartera.

Mencionó que en todas las empresas se verifica el lugar donde se consumen los alimentos, que las personas que laboran a cielo abierto, como en la agricultura y en la minería, se hidraten constantemente, para evitar que puedan sufrir enfermedades como las de tipo renal, debido a las altas temperaturas.

Contenido relacionado

Proyecto en Molino de las Flores podría retomarse

Qué rutas se pretenden implementar con el sistema de teleférico en Mixco

Doña Rosita llega a los 100 años y cuenta el secreto de la vida