Consejos prácticos para protegerte de la contaminación en tu ciudad

El aire que respiramos está cada vez más contaminado, según la Organización Mundial de la Salud.

Caminar por una calle paralela, en lugar de la principal con más trafico, reduce la exposición a la contaminación en un 53% en promedio, según un estudio de Kings College en Londres.
Caminar por una calle paralela, en lugar de la principal con más trafico, reduce la exposición a la contaminación en un 53% en promedio, según un estudio de Kings College en Londres.

La contaminación atmosférica del aire causa cerca de siete millones de muertes al año a nivel global, según la OMS, y el efecto es peor en los niños.

Cada día cerca del 93% de los menores de 15 años en el mundo respiran aire contaminado, de acuerdo al informe del año pasado de la OMS “Contaminación Atmosférica y Salud Infantil”.

Las partículas tóxicas en el aire no solo pueden desencadenar enfermedades como el asma, sino que afectan la capacidad pulmonar y el desarrollo cognitivo de los niños.

La OMS estima que solo en 2016 cerca de 600.00 niños murieron de infecciones respiratorias agudas causadas por aire contaminado.

Y en adultos, un tercio de las muertes por accidentes cerebrovasculares, cáncer de pulmón y enfermedades al corazón se deben a la contaminación del aire, de acuerdo a la OMS.

A pesar de la inmensidad del desafío, varios expertos coinciden en que hay acciones simples y efectivas que puedes tomar para reducir tu exposición a los contaminantes en el aire.

Con motivo de celebrarse este 7 de abril el Día Mundial de la Salud y en respuesta al interés mostrado por nuestros lectores en relación a este tema, en BBC Mundo te contamos algunas de ellas.


Evita las calles con más tráfico y los “cañones urbanos”

Un estudio de 2017 de King’s College, una de las facultades de la Universidad de Londres, constató que ir por una calle paralela, en lugar de la principal con más trafico, reduce la exposición a la contaminación en un 53% en promedio y en algunos casos hasta 60%.

 

Calle con edificios altos
Cañones urbanos. “Recomendamos evitar calles con edificios altos porque atrapan la contaminación”, afirmó Pippa Powell, directora de la Fundación Pulmonar Europea. Getty Images

 

A una distancia de entre 50 y 100 metros, dependiendo del tipo de contaminante, la concentración de partículas tóxicas cae a por lo menos la mitad.

También trata de evitar los llamados “cañones urbanos”, las calles con edificios altos a ambos lados.

Recomendamos evitar calles con edificios altos porque atrapan la contaminación“, dijo a BBC Mundo Pippa Powell, directora de la Fundación Pulmonar Europea, European Lung Foundation.

Cuidado con la hora de mayor tráfico

“Si no puedes evitar las calles con más tráfico, trata de ajustar en lo posible a qué hora andas en ellas”, señaló Powell.

En general, los niveles de contaminación son más bajos antes de la hora pico que incluso horas después de ella.

 

Mujere en bicicleta junto a una calle con tráfico.
“Si no puedes evitar las calles con más tráfico, trata de ajustar en lo posible a qué hora andas en ellas”. Getty Images

 

Los autos atascados en tráfico con los motores encendidos hacen que la hora pico sea particularmente dañina para la salud.

“Aconsejamos en general que salgas de tu casa temprano”, afirmó Powell, aunque aclaró que la recomendación puede variar dependiendo de la ciudad, por lo que siempre debes verificar las alertas en tu propia área.

¡Protege a los niños!

Los bebés y los niños más pequeños pueden estar expuestos hasta a 60% más contaminantes que los adultos, según un estudio publicado el año pasado por el Centro Global de Estudios para el Aire Limpio (Global Centre for Clean Air Research) de la Universidad de Surrey, en Inglaterra.

Al estar más cerca del suelo por su altura, los niños están más próximos a los caños de escape.

 

Niño en un carrito de bebé en la calle con un globo
Los niños pequeños y los bebés están por su altura más cerca de las emisiones de los caños de escape. Huw Evans picture agency

 

La altura a la que respiran los niños en carritos de bebé es de entre 0,55 metros y 0,85 metros según el estudio.

Los niveles de contaminación son mayores en el primer metro a partir del suelo, por lo que el impacto de partículas metálicas tóxicas que pueden afectar el desarrollo de los niños es mayor.

 

Caño de escape
“En el primer metro encima del suelo está la concentración más alta de emisiones de caños de escape”, señaló a la BBC Prashant Kumar. Getty Images

 

“En este primer metro encima del suelo es donde está la concentración más alta de emisiones de caños de escape”, señaló a la BBC Prashant Kumar, uno de los autores del estudio.

“Cuando consideras cuan vulnerables son los niños porque sus tejidos, sistemas inmunólogicos y desarrollo cerebral están en etapas tempranas de desarrollo, es extremadamente preocupante que estén expuestos a estos niveles peligrosos de contaminación”, agregó.

Los autores del estudio recomiendan evitar calles con mucho tráfico y usar las coberturas en los carritos de bebé para reducir la exposición al aire contaminado.

 

Niño con un nebulizador
Las partículas tóxicas en el aire no solo pueden desencadenar enfermedades como el asma, sino que afectan la capacidad pulmonar y el desarrollo cognitivo de los niños, advirtió la OMS. Getty Images

 

Si tienes hijos en la escuela, pide al colegio de tus niños que reduzca la exposición a las emisiones de los autobuses escolares, recomienda la Asociación Pulmonar Estadounidense, American Lung Association.

La misma asociación señala que las escuelas jamás deben permitir que los autobuses estén inmóviles con el motor encendido cerca de la escuela, agrega.

Los adultos mayores también deben tener cuidados especiales

“Al envejecer, la capacidad del cuerpo humano para compensar los efectos de los peligros ambientales se reduce”, señala el sitio airnow.gov, de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, EPA por sus siglas en inglés.

 

Pareja de personas mayores
“Al envejecer, la capacidad del cuerpo humano para compensar los efectos de los peligros ambientales se reduce”, señala el sitio airnow.gov, del gobierno estadounidense. Getty Images

 

La contaminación atmosférica agrava las cardiopatías y los derrames cerebrales, las enfermedades pulmonares como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el asma y la diabetes.

Los consejos anteriores son especialmente importantes en el caso de los adultos mayores.

Verifica los anuncios cada día

Acostúmbrate a verificar diariamente los informes sobre contaminación en tu ciudad. Los niveles pueden variar mucho de un día para otro.

“Estar al tanto de los índices de contaminación en tu zona es particularmente importante para las personas más vulnerables que padecen asma o mal de EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica)“, recomendó Powell.

Si tienes acceso a apps que midan en tiempo real los niveles y los puntos peores de contaminación, acostúmbrate a usarlas.

 

Mujere con una máscara y un celular que muestra el nivel de partículas gruesas de contaminación o PM10.
Algunas apps miden en tiempo real los niveles de partículas gruesas y finas de contaminación. Getty Images
Hombre caminando junto al tráfico en México
“Como individuos es mucho lo que podemos hacer para mejorar nuestra exposición a los contaminantes”, afirmó Powell. Getty Images

 

También hay sensores personales que puedes usar con tu teléfono, que monitorean los niveles de partículas contaminantes y el dióxido de nitrógeno.

Sin embargo la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos advirtió que esta tecnología está en su tapa inicial y las mediciones que obtengas con esos sensores pueden no ser precisas.

Planea cuándo y dónde haces ejercicio

Evita el ejercicio al aire libre durante la hora pico y cuando los niveles de contaminación son altos. Y si usas tu bicicleta evita las calles con más tráfico.

Cuando la contaminación es elevada, la Asociación Pulmonar de Estados Unidos recomienda que no corras o camines afuera sino dentro de un gimnasio o un shopping.

 

Mujer descansando luego de hacer ejercicio en la calle
Evita el ejercicio al aire libre durante la hora pico y cuando los niveles de contaminación son altos. Getty Images

 

Limita también el tiempo que tu hijos pasan jugando al aire libre.

El ritmo acelerado de la respiración durante el ejercicio significa que más partículas contaminantes llegan a los pulmones.

No permitas a nadie que fume dentro de tu casa

Es una recomendación incluida entre los 10 consejos más importantes para protegerte de la contaminación de la Asociación Pulmonar Estadounidense.

 

Niño junto a un adulto fumando
“Dejar de fumar es la prioridad, especialmente si tienes hijos”, afirmó Powell. Getty Images

 

“Si fumas, o si vives con alguien que fuma y eres fumador pasivo, ésta es una preocupación mayor que la contaminación afuera”, señalo Pippa Powell.

“Dejar de fumar es la prioridad, especialmente si tienes hijos”.

Cuida tu dieta

Las partículas contaminantes pueden privar a tu cuerpo de antioxidantes.

Powell señala que la Asociación Pulmonar Europea no da recomendaciones sobre dieta porque aún no hay estudios concluyentes.

 

Frutas y verdura
Un estudio encontró que el consumo de frutas y vegetales tiene un efecto benéfico en la respuesta inflamatoria. Pero se requieren más estudios sobre la conexión entre dieta y contaminación. Getty Images

 

Entre los trabajos que existen, una investigación británica de 2018 (T Whyand et al) encontró evidencia de que los carotenoides, la vitamina D, la vitamina E y la vitamina C, entre otros, pueden proteger contra ciertos daños.

Otra investigación de 2009 sobre menores en México, dirigida por Isabelle Romieu (Instituto Nacional de Salud Pública) y colegas, señaló:

“Nuestros resultados sugieren que el consumo de frutas y vegetales y la adherencia a una dieta mediterránea tiene un efecto benéfico en la respuesta inflamatoria y en la función pulmonar de niños con asma en la Ciudad de México”.

¿Sirven de algo las máscaras?

“Nosotros no damos recomendaciones sobre máscaras porque no hay estudios concluyentes”, señaló Powell.

“La Organización Mundial de la Salud hizo una gran revisión de diferentes tipos de máscaras y publicará sus resultados en breve”.

 

Hombre con máscara en un kiosco en la calle en México
Investigadores en Edimburgo constataron que las máscaras que no están extremadamente bien ajustadas al rostro son poco efectivas. Getty Images

 

Un estudio del Instituto de Medicina Ocupacional y Ambiental en Edimburgo, Escocia, evaluó nueve tipos de máscaras usadas por habitantes de Pekín.

Uno de los mayores problemas es que para que sean efectivas, las máscaras deben estar extremadamente bien ajustadas al rostro, algo que usualmente no sucede.

Los investigadores hallaron que la “fuga”, es decir, la entrada de aire contaminado dentro de la máscara, variaba entre 7% y 66 % en períodos de actividad y entre 3% y 68% durante tareas sedentarias.

Apoya las reglas en tu ciudad

Como individuos es mucho lo que podemos hacer para mejorar nuestra exposición a los contaminantes, concluyó Powell.

Además de seguir los consejos sobre evitar calles contaminadas, “si caminas, usas tu bicicleta o un auto eléctrico en lugar de un auto convencional contribuirás a mejorar la calidad del aire en tu ciudad”.

 

Caño de escape de un camión diesel que libera hollín
Limitar la circulación de camiones y autos, especialmente diesel, es una medida frecuente para bajar el nivel de contaminación en el centro de las ciudades. Getty Images

 

“También es importante que la gente apoye las iniciativas en sus ciudades, que regulan por ejemplo, qué matrículas de autos pueden ingresar al centro de la ciudad en ciertos días”.

“Puede ser algo frustrante para los conductores, pero debemos entender que gracias a esas medidas todos vamos a tener una mejor salud pulmonar”.


Puedes obtener más información en los siguientes sitios: