Excombatientes inculpan a Felipe Solano

Seis nuevos testigos declararon ayer por el caso de la masacre ocurrida en la comunidad El Aguacate, San Andrés Itzapa, Chimaltenango, entre ellos cuatro excombatientes del frente guerrillero Javier Tambriz, de la Organización del Pueblo en Armas (Orpa), quienes aseguraron ante el Tribunal de Sentencia de este departamento que Felipe Solano Barrillas, el teniente David, quebrantó los reglamentos guerrilleros al cometer estas matanzas.

Excombatiente Braulio Che Cu rinde declaración en Tribunal de Sentencia.
Excombatiente Braulio Che Cu rinde declaración en Tribunal de Sentencia.

La audiencia comenzó a las 8.30 horas y culminó a las 14 en el Tribunal de Sentencia presidido por Wálter Jiménez, quien escuchó a los seis nuevos testigos propuestos por el Ministerio Público (MP) y que vienen a sumarse a los siete que fueron escuchados el 13 de marzo último.

Los primeros en declarar fueron los peritos del MP, Juan Carlos Sajché y Erasma Ceballos Rodríguez, quienes hicieron evaluaciones hemerográficas de los diarios de circulación de la época y presentaron al menos seis fotografías de la masacre ocurrida en esta comunidad.

El excombatiente Aurelio Tun Luch dijo, entre otras cosas, que desde febrero de 1985 conoce al teniente David, ya que fue en ese año en que este se involucró en las filas del frente guerrillero Javier Tambriz.

Pedro Pablo Palma Lau, comandante de la referida organización, resaltó que en el momento de la masacre él se hallaba en Panamá, pero tras lo sucedido recibió una llamada de Rodrigo Asturias, comandante Gaspar Ilom, por lo que tuvo que viajar a Chiapas para evaluar la gravedad de lo sucedido.

“Recibimos informes donde el teniente David reconocía la masacre cometida, por lo que se dio la orden de fusilarlo, pero Santiago Santa Cruz, quien estaba al frente de la columna en Guatemala, impidió esta medida porque consideró que habría deserción entre los combatientes. Solo se le desarmó y se le quitó el rango que tenía”, declaró Palma Lau.

Masacre

La matanza de 22 pobladores ocurrió entre el 22 y 24 de noviembre de 1988, en la  comunidad  El Aguacate,  San Andrés Itzapa, Chimaltenango.

Se le atribuye a un comando del frente guerrillero Javier Tambriz, de la Orpa, integrada por 10 guerrilleros y supuestamente liderada por Fermín Felipe Solano Barillas, alias el subteniente David.

El juicio inició el 27 de febrero último, en  Chimaltenango.