Peatones se arriesgan al no usar pasarelas

La falta de cultura para utilizar pasarelas ha sido la principal causa de accidentes de tránsito  en varios departamentos, y   en otros lugares  como  Quiché, no se ha construido este tipo de estructuras, por  lo que las personas se  arriesgan al cruzar calles y carreteras.

Vecinos de Santa Rosa ariesgan su vida al no utilizar pasarelas. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)
Vecinos de Santa Rosa ariesgan su vida al no utilizar pasarelas. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona)

Según estadísticas de los Bomberos Municipales Departamentales (BMD) y Voluntarios de Chimaltenango,  30  personas han sido arrolladas en lo que va del año en ese departamento,    mientras que en el 2015 se registraron 450, de los cuales, cien perdieron la vida. 

El socorrista Mario Upún,   indicó que la principal causa de los percances es  que los peatones no utilizan   ninguna de las 20 pasarelas instaladas en  Tecpán Guatemala, Santa Cruz Balanyá, Patzicía,   Zaragoza, El Tejar y Chimaltenango.

“Hemos atendido a unos 15  atropellados, y por la gravedad de las heridas unos han muerto y otros han quedado con alguna discapacidad. Hacemos un llamado a las personas para que usen esas estructuras y sean ejemplo para sus hijos”, exhortó Orlando Hernández, galonista  de los Bomberos Voluntarios.

Federico Tzian,   líder comunitario, indicó que las autoridades deben preocuparse por    promover   campañas de concienciación  sobre el uso de las pasarelas.

De acuerdo con estadísticas de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de Quetzaltenango,    dos  de cada 10 peatones utilizan las 15 pasarelas instaladas en la ciudad altense.

Ciro Camey, oficial segundo  de los Bomberos Voluntarios de Xela, manifestó que   la imprudencia   de personas que no utilizan la pasarela trae como resultado trágicos   accidentes.

“En los últimos dos años se ha incrementado en un 40 por ciento la cifra de personas atropelladas, especialmente niños y adolescentes”, añadió un agente de la    Policía Nacional Civil (PNC).
Alicia Coyoy, vecina de Xelajú, dijo que prefiere  cruzarse la calle porque la estructura metálica está torcida y oxidada.

Julio Fuentes, de los BMD  de San Marcos, informó que en  lo que va de este año han atendido a    15 personas arrolladas.

“Ya han muerto varias personas que por intentar cruzar la calle son arrolladas por los vehículos”, añadió.

En  Barberena, Santa Rosa, las autoridades reportaron que en el 2015 se registraron cien accidentes viales.

Arnulfo Paniagua, de los Bomberos Voluntarios de ese municipio, manifestó que a diario son atropellados entre dos y cuatro peatones.

Rosa Barrera, vecina de Barberena, explicó que no utiliza la pasarela, por su avanzada edad y por temor a que le roben, pues asegura que en los últimos días varias personas han sido víctimas de los delincuentes en ese lugar.

“A veces espero más de 20 minutos para pasar, ya que los vehículos circulan a excesiva velocidad. No entiendo por qué padres de familia jóvenes  arriesgan su vida y la de sus hijos”, comentó Barrera.

Sin estructuras

En  Quiché, la mayoría de peatones arriesgan sus vidas por  la falta de estructuras metálicas, especialmente    en el casco urbano de Santa Cruz  del Quiché, donde se han registrado unos 15 percances en lo que va del año.

Noé Herrera, alcalde de San Pedro Jocopilas, dijo: “Coordinaremos la instalación de estas estructuras metálicas en diferentes puntos del municipio,  con el objetivo de   proteger la vida de los vecinos”.

El socorrista José Pichol, de  Chichicastenango, comentó que a pesar de que en ese municipio hay  pasarelas, las personas se resisten a utilizarlas.

 Existe límite

La Ley de Tránsito y sus reglamentos indican en el artículo 13 sobre el límite de la responsabilidad de las personas.

“En el caso que un vehículo arrolle a una persona en la vía pública que cuente con zonas de seguridad, el conductor estará exento de toda responsabilidad, siempre y cuando estuviere conduciendo conforme las leyes aplicables”, se establece.

Además,    explica en  el artículo 57: “El peatón tiene derecho de vía ante cualquier medio de transporte. Todo conductor  deberá respetar ese derecho, cediendo el paso al peatón, especialmente a niños, ancianos, discapacitados, invidentes, mujeres embarazadas y cualquier persona que conduzca a un niño; ante los cuales el conductor extremará sus precauciones”.

Los comentarios están cerrados.

1