Por estas dos razones la Basílica de Esquipulas ha cerrado sus puertas a los fieles desde 1759

Feligreses no pueden venerar al Señor de Esquipulas desde el lunes último cuando la Basílica fue cerrada para prevenir el covid-19

Católicos llegan frente a la basílica de Esquipulas para encender veladoras, debido a que el Templo está cerrado para prevenir casos de covid-19. (Foto Prensa Libre: Cortesía Elizabeth Hernández)
Católicos llegan frente a la basílica de Esquipulas para encender veladoras, debido a que el Templo está cerrado para prevenir casos de covid-19. (Foto Prensa Libre: Cortesía Elizabeth Hernández)

Desde que fue inaugurada en 1759, la Basílica del Cristo Negro ha sido cerrada en dos ocasiones, según Héctor Sosa Paz, rector de la Abadía de Jesucristo Crucificado de Esquipulas, Chiquimula.

Para los residentes de Esquipulas, el cierre de la Basílica constituye un acontecimiento histórico, pues cada día decenas de católicos llegan para venerar al Cristo Negro.

La primera vez que la Basílica fue cerrada fuer el 6 de febrero de 1996, debido la llegada del papa Juan Pablo II a Guatemala, pues el Pontífice visitó la imagen del Cristo Negro durante una hora para tener un encuentro espiritual.

El nuevo cierre de la Basílica ocurrió el lunes 16 de marzo, debido a las disposiciones del presidente Alejandro Giammattei para contener el avance de la pandemia de covid-19, pues entre las recomendaciones está evitar las aglomeraciones, por lo que la Abadía de Jesucristo Crucificado de Esquipulas ordenó el cierre hasta nuevo aviso.

El papa Juan Pablo II visitó la Basílica de Esquipulas en enero de 1996. (Foto Prensa Libre: Cortesía Elizabeth Hernández)

A pesar de todo, la religiosidad persiste en Esquipulas, a donde todos los días llegan fieles católicos para encender veladoras y pedir por el fin de la pandemia de coronavirus y no impacte en la Capital Centroamericana de la Fe.

Desde que el pasado 13 de marzo, Guatemala confirmó el primer caso de contagio de una persona con coronavirus, procedente de Europa, han sumado ocho nuevos casos, dentro de los que se encuentra una persona de 85 años fallecida.

Además, el presidente Giammattei afirmó este jueves 18 de marzo que el país tendrá el hospital con la sala de cuidados intensivos “más grande de Centroamérica”, tras hacer una revisión de los trabajos en el centro de convenciones que su gobierno ha adaptado para recibir a enfermos del coronavirus.