Migrantes

Falta de atención médica motiva a salvadoreño a unirse a caravana que avanza por Guatemala

Juan Ernesto Bonilla, de 42 años, es parte de los más de 500 salvadoreños que cruzaron la frontera con Guatemala este domingo y que pernoctaron en el parque central de Ciudad Pedro de Alvarado, Moyuta, Jutiapa, la mayoría de sus compatriotas buscan el sueño americano debido a la situación económica, pero él lo hace por la falta de atención médica, ya que debido a un accidente debe de alimentarse por medio de una sonda.

Por Enrique Paredes

Juan Ernesto Bonilla, quien se alimenta con sonda, junto a un grupo de salvadoreños en el parque de Ciudad Pedro de Alvarado, Moyuta, Jutiapa. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
Juan Ernesto Bonilla, quien se alimenta con sonda, junto a un grupo de salvadoreños en el parque de Ciudad Pedro de Alvarado, Moyuta, Jutiapa. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

La vida para Bonilla no ha sido fácil, pues sus padres adoptivos, quienes lo encontraron abandonado a escasos días de nacido a orillas de un riachuelo en San Salvador, de donde es originario, ya fallecieron y no tiene familia en su país, situación que lo llevo también a emprender el viaje rumbo a Estados Unidos.

Bonilla sufrió una caída a los 33 años y se golpeó la cabeza, lo que le causó un derrame cerebral. “Estuve una semanas en coma, dos años sin poder hablar y seis años en silla de ruedas, de milagro ahora puedo caminar y valerme, como pueda, por mí propia cuenta, pero me tengo que alimentar por medio de una sonda, ya que no puedo tragar pues mi cuerpo no responde del todo”, señaló.

Juanito, como es conocido en su natal San Salvador, dijo que está cansado de su precaria situación económica, pues la asistencia médica de su país lo declaró 70 por ciento con invalidez, acudió con las autoridades migratorias para solicitar una visa humanitaria el año pasado, pero le fue denegada.

Niños acompañados de sus padres forman parte de los salvadoreños que se dirigen a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
Niños acompañados de sus padres forman parte de los salvadoreños que se dirigen a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

"Para nosotros los discapacitados es difícil sobrevivir y a causa de la falta de atención médica me vi en la necesidad de unirme al grupo, ellos por un mejor futuro económico, yo por una mejor atención médica”, aseguró Bonilla.

El grupo con el que viaja Bonilla vienen de San Salvador, San Vicente, Sonsonate y La Libertad, departamentos salvadoreños "afectados por los gobiernos corruptos". Los migrantes comentaron que durante su travesía para llegar a la frontera con Guatemala pasaron por lo menos siete retenes de la Policía salvadoreña, quienes retornaron a las personas que no portaban documentos o menores de edad.

Le recomendamos leer: Los padecimientos de los hondureños que están en la frontera entre Guatemala y México

La misión del grupo de salvadoreños es llegar este lunes a Tecún Umán, San Marcos, para pasar la frontera mexicana y luego continuar su viaje hacia los Estados Unidos.

“Pido a las autoridades de México que tome la consideración con las personas que tienen alguna incapacidad, pues buscamos de una mejor atención médica, en este grupo vamos por los menos 30 personas con algún problema de salud y necesitamos ayuda”, finalizó Bonilla.

Caminan hacia occidente

Tal y como lo había planificado, el grupo salvadoreños reanudaron su viaje la madrugada de este lunes con rumbo a los Estados Unidos, luego de haber pernoctado en el parque Central Pedro de Alvarado.

Los coordinadores de los diferentes grupos se pusieron de acuerdo y a eso de las cuatro de la mañana, después de recoger la basura que se acumuló durante su estadía, comenzaron el viaje.

Salvadoreños que no cuentan con dinero para pagar un pasaje de bus continúan su trayecto a pie con la esperanza de que guatemaltecos les apoyen con transporte hacia Escuintla. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
Salvadoreños que no cuentan con dinero para pagar un pasaje de bus continúan su trayecto a pie con la esperanza de que guatemaltecos les apoyen con transporte hacia Escuintla. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

Bonilla, junto a otros organizadores, contaron a sus compatriotas antes de emprender el viaje hacia la frontera con México, para lo cual utilizarán la ruta de la Costa Sur.

Los migrantes se dividieron en dos grupos, quienes cuentan con dinero para pagar transporte extraurbano esperaron las camionetas que van a Escuintla, punto de reunión acordado por los salvadoreños, y otros grupos continuaron a pie con la esperanza de que buenos guatemaltecos los ayuden con el traslado.

Salvadoreños fueron organizados por lí­deres de la caravana previo a reanudar su viaje, por la Costa Sur, con rumbo a México. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
Salvadoreños fueron organizados por lí­deres de la caravana previo a reanudar su viaje, por la Costa Sur, con rumbo a México. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

En este grupo de salvadoreños se pudo observar a niños de la mano de sus padres y algunos con tutores o parientes cercanos, además hay personas enfermas o con discapacidad y que aseguran que tuvieron que salir de El Salvador pues hay carencia de atención médica y esperan conseguirla en el país del norte de América.

El objetivo de este nuevo grupo es poderse reunir con los grupos de hondureños que se encuentran en Tecún Umán y continuar juntos el trayecto a Estados Unidos.

Contenido relacionado: 

> Caravan de salvadoreños cruza frontera con Guatemala

> Grupos de hondureños llegan a Tecún Umán e intentar cruzar hacia México

> Esta es la historia del hondureño que abandonó la caravana después de cruzar Guatemala