Luego de ocho meses de haber sido construido, rastro municipal de Mazatenango sigue sin ser habilitado

Expendedores de carne le exigen a la comuna de Mazatenango que habilite el rastro municipal, pues desde hace ocho meses tienen dificultades para trabajar.

Publicado el
Remodelación del Rastro Municipal de Mazatenango concluyó en septiembre de 2019; sin embargo, a la fecha permanece sin ser habilitado. (Foto Prensa Libre: Marvin Túnchez)
Remodelación del Rastro Municipal de Mazatenango concluyó en septiembre de 2019; sin embargo, a la fecha permanece sin ser habilitado. (Foto Prensa Libre: Marvin Túnchez)

El plazo para entregar las remodelaciones del rastro municipal que fueron acordadas entre la Asociación de Expendedores de Carne y la comuna de Mazatenango, Suchitepéquez, expiró; sin embargo, estas no fueron ejecutadas y el inmueble continúa cerrado.

Los trabajos de remodelación concluyeron en septiembre de 2019; sin embargo, a la fecha el inmueble permanece cerrado. Los expendedores están preocupados porque desconocen la forma cómo se lleva a cabo la matanza de las reses que llega a los mercados.

El pasado 11 de marzo, la Asociación de Destazadores y el Concejo de Mazatenango visitaron el matadero para conocer los trabajos que se efectuaron. Los destazadores solicitaron la instalación de una segunda caldera en el área de los porcinos, bajar la altura de mesas para el faenado y adquirir dos mecanismos más para mover las reses muertas, se acordó un plazo de un mes para reiniciar labores, pero las modificaciones no se efectuaron.

El pasado 13 de marzo los expendedores de carne visitaron las instalaciones del rastro. (Foto Prensa Libre: Marvin Túnchez)

Mabelia Alcántara, secretaria de la asociación de los expendedores, se mostró preocupada por la falta de compromiso por parte de la comuna.

Alcántara indicó que desconocen las medidas sanitarias del faenado y el lugar donde se lleva a cabo actualmente, lo cual  pone en riesgo la salud de quienes consumen la carne.

Se informó que varios destazadores improvisaron rastros los patios de viviendas lo cual agrava la situación sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus.

En agosto de 2019 se impartieron cursos para el faenado y manejos del equipo.  (Foto Prensa Libre: Marvin Túnchez)

“No hay garantía donde exactamente y bajo qué condiciones están sacrificando a los marranos y las reses y qué clase de carne se está vendiendo al público, nadie de los compañeros va tener las condiciones más recomendadas para sacrificar ganado”, manifestó Alcántara.

El alcalde de Mazatenango, Manuel Delgado, que tenía el plazo de un mes para llevar a cabo las modificaciones que solicitaron los expendedores, argumentó que los trabajos se detuvieron por la pandemia.

Expendedores de carne de Mazatenango están preocupados por la falta de interés de la comuna para habilitar el rastro municipal. (Foto Prensa Libre: Marvin Túnchez)