Familia de monos saraguates es captada en área urbana de Petén

Una manada de monos especie saraguate, fueron vistos en el área central de San Benito, en busca de alimento y agua, según ambientalistas, estas especies huyen de los incendios que consumen parte de la Reserva de la Biósfera Maya. 

Publicado el
Vecinos de un área urbana de San Benito vieron el pasado miércoles. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Vecinos de un área urbana de San Benito vieron el pasado miércoles. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Vecinos de los barrios El Contador y Maestro, ubicados a tres kilómetros de la zona urbana de San Benito, vieron y fotografiaron a dos adultos y tres pequeños,   que andaban en busca de agua y alimento. Por no existir árboles de gran tamaño se colgaban de los cables del tendido eléctrico.

Estuvieron por lapso de una hora en el área urbana y al no hallar el vital líquido optaron por refugiarse en los cerros cercanos al lugar.

Francisco Asturias, ambientalista de Petén, dijo que en buen porcentaje la vida silvestre cuyo hábitat se encuentran en las áreas protegidas y zonas verdes regionales, se ven obligadas a migrar a causa de los incendios que devastan su hábitat. 

Este mono cuelga de los cables de electricidad en su huida. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Agregó que los efectos negativos en la vida silvestre provocados por los incendios son “muy trágicos”, ya que no sólo  muere una gran cantidad de animales, si no que se arrasa con la flora y consecuentemente el hábitat de los animales.

Acotó que “desde un insecto hasta un ave son los afectados ya que dejan  sus madrigueras” y resaltó que de marzo a mayo es cuando más se originan incendios, en su mayoría en los parques nacionales Laguna del Tigre y Sierra del Lacandón.

Según ambientalistas del área, la fauna en general es presa tanto de la cacería furtiva como de los incendios forestales, y sumado a la falta de reservas de agua los animales debe migrar y recorren rutas inhóspitas y peligrosas rutas, principalmente cuando llegan a un poblado.

Las especies mueren arrollados por vehículos cuando intentan atravesar las calles o carreteras o son apedreados por personas que desconocen lo importante que es proteger un animal de esta naturaleza.