Cómo el trueque podría ayudar a combatir la desnutrición en el occidente de Guatemala

La Asociación 32 Volcanes pretende continuar con los proyectos comunitarios que efectúa, por esta razón recaudan alimentos para los niños con desnutrición por medio del trueque.

Asociación 32 Volcanes solicita incaparina o huevos para niños con desnutrición a cambio de libros.  (Foto Prensa Libre: María Longo)
Asociación 32 Volcanes solicita incaparina o huevos para niños con desnutrición a cambio de libros. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Huevos o incaparina a cambio de semillas, libros o cursos virtuales es la estrategia de la Asociación 32 Volcanes para ayudar a niños con desnutrición crónica y aguda.

La incaparina y los huevos sirven para que los padres puedan darles a los niños una fórmula que ayuda a la recuperación de los menores de edad.

“En un país como Guatemala donde existen altos índices de desnutrición crónica y aguda, una de las principales cosas que tenemos que hacer para terminar con el ciclo de la pobreza es trabajar con estos niños y sus familias. Para asegurar que los niños lleguen a sus potenciales, tengan desarrollo y crecimiento antes de los cinco años, nosotros trabajamos con el programa de soberanía y seguridad alimentaria”, explicó Carmen Benítez, presidenta de la asociación.

Quienes deseen colaborar pueden acudir a la sede de la asociación ubicada en la 9a. calle 9-38 zona 1 de Xela, comunicarse por teléfono al 77630736, o por medio de las redes sociales.

Los talleres pueden ser de huertos urbanos, cosecha de hongos ostra y alimentación saludable; las semillas de hongos o nativas, estas son aportadas por Senacri, uno de los socios de la asociación; los libros son de la Editorial Catafixia, por cinco libras de incaparina se entrega un libro.

32 Volcanes atiende a más de 400 familias de Quetzaltenango y Sololá, además de los proyectos de seguridad alimentaria también llevan a cabo iniciativas de desarrollo regenerativo en salud, ambiente, soberanía alimentaria, educación, pertinencia cultural y acceso al arte.

De acuerdo con la presidenta, los problemas por el coronavirus han influido en agudizar la situación de desnutrición en las comunidades.

La asociación necesita recaudar incaparina y huevos para niños con desnutrición. (Fotos Prensa Libre: María Longo)

“Lamentablemente con la crisis económica que vive el país se agudizó el problema, además de la variabilidad climática, vemos que hay mucho calor y no hay suficiente agua, observamos el aumento de casos en desnutrición aguda”, expresó.

La iniciativa se cumple en coordinación con el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social así como con la Secretaria de Seguridad Alimentaria y Nutricional.

“Las nutricionistas hacen todo el trabajo que está en sus manos, pero es poca gente, poco personal, hay poco transporte, estas son las dificultades que vemos ahora”, indicó.

La asociación atiende a las familias con las que trabajan previo a la crisis más las que se suman.

0