Desperdiciar agua sale caro en Xela

Desde ayer, la Empresa Municipal Aguas de Xelajú (Emax), de la cabecera de Quetzaltenango, cobra por el exceso de agua entubada que consumen los usuarios, una medida que fue implementada a principio de este año, pero que fue suspendida a causa de las protestas de vecinos.

Publicado el
Muchos negocios se exceden en el consumo de agua, y no se les cobraba.
Muchos negocios se exceden en el consumo de agua, y no se les cobraba.

Carlos Pereira, síndico y presidente de la comisión directiva de la Emax, dijo que a partir de este mes se tienen cuotas establecidas para cada consumidor, con el fin de que se modere en el uso del agua.

Según Pereira, el objetivo es que los usuarios no desperdicien el líquido, ya que de lo contrario, en el futuro habrá escasez.

La Emax provee de agua entubada a viviendas del área urbana y parte del área rural, que consumen 44 millones de litros por día. Las cuotas que cobran por el servicio —residencial, comercial e industrial— varían de entre Q10 y Q28 mensuales.

El concejal indicó que la cuota por exceso de consumo por cada metro cúbico será diferenciado. En el servicio residencial oscilará entre Q1.50 y Q2.80; en servicios comerciales, cada metro cúbico de más costará Q8, y en el industrial Q15.

El funcionario consideró que es mínimo el cobro de Emax por excederse en el consumo de agua, al tomarse en cuenta que de continuar con el desperdicio, para el 2030 se enfrentarían serios problemas para abastecerse de este líquido, según estudios de la Municipalidad.

Muchos vecinos y comerciantes no están de acuerdo con la medida y señalan que los precios de productos y servicios subirán.

Andrés López, quien tiene una herrería en la zona 11, indicó que su negocio está catalogado como pequeña industria, y que si aumentan sus costos, tendrá que incrementar el valor de venta de sus productos.

“La comuna debe ejercer control en usuarios que desperdicien el agua, como los negocios de lavado de vehículos, embotelladoras y purificadoras, y muchas industrias que utilizan grandes cantidades de líquido. Ellos son los que deben pagar más por lo que consumen”, añadió López.

Esperanza de Meoño, vecina de la zona 8, explicó que las autoridades deberían tener una manera más apropiada para determinar la cuota mensual por servicio de agua en las residencias, ya que la mayoría de usuarios solo reciben un cuarto de paja, que equivale a 15 mil litros al mes, cantidad que considera insuficiente para una familia de cinco integrantes.

“La medida afectará grandemente a las familias de escasos recursos”, añadió.

Celso Macario, vecino de la zona 3, expuso que las autoridades no dan a conocer las medidas que toman. La primera vez que cobraron la cuota tomó por sorpresa a los usuarios, y lo están haciendo otra vez.

Luisa García, de la zona 1, comentó que Emax debe tener cuidado con lo que hace, pues paga normalmente Q10 por media paja —30 metros cúbicos al mes—, pero cuando cobró exceso en enero último, le llegó un recibo por Q500. “Espero que no se excedan en el cobro”, dijo.