Hallan muerto en Cantel al reo “el Bomba”, sentenciado por asesinato y secuestro

Fredy Mariony Alvarado Calderón, alias el Bomba, cumplía una condena por varios delitos en la cárcel de Cantel.

Publicado el
Las fuerzas de seguridad llevaron a cabo una requisa en la cárcel de Cantel, Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: PNC)
Las fuerzas de seguridad llevaron a cabo una requisa en la cárcel de Cantel, Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: PNC)

Fredy Mariony Alvarado Calderón, alias el Bomba, de 41 años, cumplía una sentencia en la Granja de Rehabilitación Cantel, en Quetzaltenango, y fue hallado muerto por autoridades del Sistema Penitenciario.

Este jueves 15 de julio, la Policía Nacional Civil (PNC) llevó a cabo una requisa en el referido centro carcelario, en busca de objetos ilícitos en poder de los reclusos.

Durante el operativo, se conoció que uno de los reos había sido hallado muerto, y que se trataba de un hombre condenado por diversos delitos.

El Sistema Penitenciario confirmó que se trataba de Alvarado Calderón, quien estaba condenado a cumplir 41 años de prisión por delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y plagio o secuestro.

Según la información preliminar, Alvarado fue hallado muerto aparentemente a causa de asfixia por suspensión, pero serán peritos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses quienes lo determinen, así como si se trató de un suicidio o si pudo haber participado alguna persona en el acto.

Según el Ministerio Público, la Fiscalía de Distrito de Quetzaltenango demostró mediante un debate oral la responsabilidad de Alvarado en la muerte violenta de Carlos Manuel Ovalle de León, en un incidente en el que otras dos personas resultaron heridas.

Los hechos se registraron en enero de 2017, en un inmueble en la carretera de Xela a Salcajá.

El Tribunal Segundo de Sentencia Penal dictó una condena de 25 años contra Alvarado por el asesinato de Ovalle; además, ordenó otros ocho años y cuatro meses por cada delito de asesinato en grado de tentativa.

Alvarado fue puesto a disposición de las autoridades el 17 de julio del 2020 luego de haber sido deportado por Estados Unidos.