Pobladores exigen coordinación municipal para atender emergencias

Residentes de la comunidad Las Majadas, en el área rural de Quetzaltenango, señalan que es necesario que las autoridades municipales muestren un poco de interés hacia los sectores rurales, ya que hasta la fecha en esa aldea no han tenido reuniones para crear estrategias en caso de una emergencia como la ocurrida el año pasado, cuando quedaron incomunicados por más de una semana.

Publicado el
La comunidad Las Majadas quedó incomunicados por más de una semana en la época de lluvia en el 2017. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
La comunidad Las Majadas quedó incomunicados por más de una semana en la época de lluvia en el 2017. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

El agricultor Julio Cahuex indicó que hasta la fecha no ha llegado a la comunidad alguna comitiva municipal para coordinar planes de atención de emergencias, ya que para llegar al centro de la ciudad deben recorrer 14 kilómetros y hay tramos de la ruta que están en malas condiciones.

Añadió que el año pasado pasaron una semana y media tratando de salir de la comunidad para alertar a las autoridades municipales de que las lluvias habían ocasionado derrumbes.

“El temor que existe es quedar incomunicados porque la aldea está rodeada de montañas y ahora que ha empezado a llover ya hay deslaves en el camino, la señal de telefonía queda inservible y complica la comunicación y por eso urge que nos pongamos de acuerdo en cómo nos van ayudar si hay emergencias”, declaró.

Baltazar Cotom, vecino del lugar, señaló que cada vez que llueve fuerte baja una correntada de agua con lodo y piedras de la zona alta del volcán Santa María y perjudica a la comunidad.

“En la municipalidad saben que nuestra comunidad es zona de riesgo, porque estamos en las faldas del volcán; sin embargo, hemos tenido poco apoyo, algunos temen quedarse y ser arrastrados por la correntada que se forma y han optado por irse con familiares, pero eso es para los que pueden”, declaró.

Germán Suchí, alcalde comunitario de Las Majadas, expresó que a él ya lo citaron –lunes último– para sostener una reunión con personal de la Dirección de Gestión de Riesgos; sin embargo, a la comunidad no han llegado para tratar el tema de prevención, por lo que los vecinos han tomado la iniciativa.

Los riesgos que corren los residentes son los derrumbes en la ruta, deslaves y las correntadas que descienden del volcán. “No tenemos equipo de comunicación como radio, ya que los teléfonos dejan de funcionar, pero no podemos comprarlo porque no hay dinero. En la comunidad residen tres mil personas y por eso vemos la necesidad de nos pongan atención antes de que la temporada de invierno nos afecte”, detalló.

Hay maquinaria

El alcalde Luis Grijalva manifestó que cuentan con maquinaria si se registrara un derrumbe en el trayecto para la comunidad. Explicó que también van a invertir cerca de Q2.5 millones para pavimentar el tramo que está dañado en la ruta y así evitar complicaciones para transitar, y aseguro que dicha obra se hará este año.

“La comunidad no está en el olvido y próximamente vamos a subir a Guatecompras la obra que necesitamos para que no tengan problemas en transitar. Ya se hizo una reunión con personal de la oficina de Gestión de Riesgos y los alcaldes comunitarios y hacen falta otras para definir estrategias”, aseguró.

Contenido relacionado

>Temen que lluvias agraven daños en 35 edificios escolares
>Vecinos de Xela se recuperan de inundaciones causadas por lluvias
>Xela celebra 494 años de su fundación