Usuarios del servicio urbano de buses de Xela se quejan por inseguridad

Los usuarios del transporte urbano de Xelajú no se sienten seguros al abordar un bus, pues aseguran que algunos pilotos y ayudantes han estado involucrados en actos delictivos y pueden ser víctimas de ataques armados, por represalias.

Publicado el
Vecinos de Quetzaltenango piden más seguridad para el transporte urbano. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Vecinos de Quetzaltenango piden más seguridad para el transporte urbano. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

Rodolfo López, vecino del lugar, expresó que muchos  pilotos y ayudantes del servicio urbano tienen apariencia de pandilleros y no existe control por parte de los empresarios, que los contratan, ni de la Municipalidad hacia dueños de autobuses y conductores.

“Los ataques a pilotos y ayudantes, en algunos casos, son por represalias y ponen en peligro la vida de los pasajeros. Es necesario que los empresarios controlen qué tipo de personas contratan, porque al final la más perjudicada es la víctima colateral”, señaló.


El caso más reciente ocurrió el sábado último cuando el pasajero Luis David Xiloj Chan,  y el ayudante Óscar López Rivera, ambos de 19 años, murieron luego de que tres desconocidos asaltaran el microbús en la zona 3 de Xelajú.

Según la PNC los maleantes dispararon contra el ayudante al oponerse a entregar el dinero, y una de las balas perdidas causó la muerte del pasajero.

Acoso

Evelyn Mazariegos, usuaria del transporte, dijo que hay constantes quejas de los usuarios contra el servicio urbano, debido a la falta de educación de pilotos, y por la noche, algunos acosan a las universitarias.

“Es necesario que las autoridades vean el problema que hay en el servicio urbano sobre todo por la vida de los pasajeros ya que hay inocentes que pueden ser perjudicados por la delincuencia”, reclamó Mazariegos. 

Diego Morales, presidente de la Comisión de Transporte de la comuna, dijo que trabajan en el registro de pilotos y ayudantes del servicio urbano, como parte de la actualización del reglamento del transporte de Xelajú, pues el actual data  de 1989.

Lamentó que de las 49 empresas registradas para prestar el servicio urbano, con 500 unidades, la mayoría no se ha registrado.

“Sobre  los pilotos y ayudantes, vamos a solicitar  que la Municipalidad les dé licencia de trabajo.  Queremos tener un registro de quiénes prestan el servicio”, puntualizó.