Fracasa mesa de diálogo entre vecinos de Quiché y Baja Verapaz

La mesa diálogo que fue integrada recientemente entre los vecinos de Pajales, Chicamán, Quiché, y Pajales, Cubulco, Baja Verapaz, para solucionar un conflicto de tierras, fracasó debido a que el representante de la primera comunidad rechazó la construcción de una carretera alterna que afectaría a esa población.

Autoridades de Quiché y Baja Verapaz efectuaron una reunión pero no llegaron a ningún acuerdo.(Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Autoridades de Quiché y Baja Verapaz efectuaron una reunión pero no llegaron a ningún acuerdo.(Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

José López Ixpalá, representante de Pajales, Chicamán, dijo que rechazan la iniciativa de construir la carretera que pasaría por esa comunidad, porque eso implicaría el corte de la energía eléctrica en algunos sectores, además de botar árboles y hacer zanjas.

“No firmaré ningún acuerdo, pues es necesario que toda la población de Pajales, Chicamán, esté enterada de lo que podría suceder si se acepta la propuesta de la otra parte”, expresó López.

López  lamentó que se rompiera el diálogo y que no se llegara a acuerdos para darle fin al enfrentamiento histórico que existe entre las dos comunidades.


Félix Juárez Mendoza, representante de Pajales, Cubulco, dijo que ellos están dispuestos a colaborar con el mantenimiento de la carretera para solucionar el problema, pero que el representante de la otra comunidad no aceptó el acuerdo, sino hasta que le informe a sus vecinos y que ellos decidan.

Conflicto

Juárez manifestó que el conflicto por tierras surgió en 1974, cuando ambas comunidades se independizaron.
“Desde que se fundó Pajales, Chicamán, los vecinos cuentan con una carretera hacia el área urbana; sin embargo, Pajales, Cubulco, solo tiene un camino de herradura que comunica a Salamá, por lo que algunos pobladores comenzaron a utilizar la ruta de los vecinos de Chicamán, para trasladar sus productos en vehículos, lo cual generó el conflicto”, dijo.

Reunión

Luego de que se rompió la mesa de diálogo, la Comisión Presidencial de Derechos Humanos de la Presidencia (Copredeh) en Quiché, instó a los pobladores a programar una nueva reunión.

“Esperamos que en los próximos días se programe otra reunión para buscar solución a este problema histórico”, dijo un representante de Copredeh.

Pedro Gamarro, alcalde de Chicamán, indicó que se dialoga con los pobladores de Pajales, Chicamán, para llegar a un acuerdo, pero si no se les beneficia con nada difícilmente lleguen a un acuerdo.

Érick Herrera, gobernador de Baja Verapaz, mencionó que es un problema histórico. Los vecinos de Pajales, Cubulco, están dispuestos a pedir disculpas por los errores cometidos y a trabajar en conjunto con sus vecinos, pero lamentablemente ellos no ceden.