Hombre, supuestamente drogado, hirió con machete a mujer y sus dos hijos en Nebaj

José Antonio Chel Ceto tenía un machete en la mano con el que hirió a una mujer y sus dos hijos en Nebaj, los vecinos lo detuvieron a golpes y lo entregaron a la Policía Nacional Civil (PNC); los lesionados fueron trasladados al Hospital Nacional.

Vecinos de Cipresales, Nebaj, Quiché, se aglomeran frente al Hospital Nacional, a donde llevaron a una mujer y sus dos hijos y al agresor de estos, a quien querían linchar. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Vecinos de Cipresales, Nebaj, Quiché, se aglomeran frente al Hospital Nacional, a donde llevaron a una mujer y sus dos hijos y al agresor de estos, a quien querían linchar. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Terror vivieron los vecinos de Cipresales, Nebaj, Quiché, cuando Chel Ceto corría tras la mujer, con la aparente intención de matarla. Según los residentes, el agresor habría estado bajo el efecto de alguna droga y ya había lesionado a dos niños, de 7 y 5 años. 


Pedro Raymundo, padre de los niños, relató que su esposa Cecilia Maldonado le llevó almuerzo, cerca de su vivienda, y regresó al inmueble. Fue entonces que escuchó gritos y corrió para verificar el estado de su familia.

Cuando llegó a la casa encontró “imágenes de horror”, pues sus dos hijos estaban heridos y sangrando; mientras un hombre corría detrás de su esposa, también herida.

Raymundo comentó que para atrapar al agresor les gritó a sus vecinos, quienes acudieron y fueron detrás del hombre, armado con el machete.
Le puede interesar: Menor de edad es uno de los reos muertos en motín de Cantel
“Finalmente lo acorralaron y lo detuvieron golpeándolo en el rostro y la cabeza, observaron que estaba bajo la influencia de alguna droga”, mencionó.

Caos en la comunidad

Fernando Brito, bombero Voluntario de Nebaj, dijo que trasladaron inmediatamente a los heridos al hospital Nacional de la localidad.   

La niña, de 5 años, presentaba más heridas, incluida una en la cabeza, informó el socorrista, por lo que debió ser trasladada al Hospital Roosevelt, en la capital, pues su estado de salud era delicado.

Víctor Puac, director del Hospital Nacional de Nebaj, informó que “se logró realizar un buen manejo inmediato” y que la madre y el niño se encuentran estables.

Iván Morales, oficial de la PNC de Nebaj, indicó que los vecinos vapulearon al agresor y luego lo entregaron a los agentes. Chel Ceto estaba golpeado y por eso también lo trasladaron al hospital, indicó Morales. 
También lea: Aumentan muertes por paro cardíaco en las calles capitalinas
Luego de que más vecinos se enteraron del incidente, se aglomeraron frente al Hospital Nacional de Nebaj y pedían que sacaran al agresor, a quien pretendían linchar, por lo que un contingente de la PNC acordonó el área.

Enrique Pérez Ceto, auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos, lamentó el hecho, especialmente porque los más heridos fueron dos niños y aseguró que verificarían que la atención a todos los involucrados fuera la correcta.

Por este caso, la Red Municipal de Hombres exigió en las redes sociales el cierre de cantinas en Nebaj y sus aldeas porque el consumo de drogas y alcohol “no trae nada de beneficio a la población”.

El Hospital Roosevelt, a donde fue trasladada la niña, informó que la menor sufrió heridas de machete en el cráneo, por lo que fue atendida por neurocirujanos que le practicó una cirugía que contempló la remoción de fragmentos óseos, de un coágulo; además, daños al cerebro por la herida de unos 12 centímetros.


También se suturó la herida, limpieza de tejido cerebral y el hueso dañado fue colocado en su lugar.     

La niña fue trasladada al área de intensivo y en estado estable, aunque continúa con respiración asistida y medicamentos.

Médicos indicaron que podría haber secuelas en la menor, ya que el machete ingresó al cerebro, lo que podría generar un absceso por infección o meningitis. Otra secuela es la posibilidad de que sufra convulsiones, por lo que está medicada y se le aplicó la vacuna contra el tétano.

Tampoco se descarta alguna secuela en su movilidad a largo plazo.

La Auxiliatura Municipal de la Procuraduría de los Derechos Humanos verificó la atención a la madre y sus hijos en el Hospital Nacional de Nebaj y determinó que se encuentran estables y que otro hijo de Maldonado, de 10 años, salió ileso del ataque. 

Contenido relacionado: 

> El cuerpo de una mujer que vendía frutas flotaba en el Lago de Izabal
> Saciar el hambre casi les cuesta la vida a mujer y sus tres hijos en Chiquimula
> Bomberos relatan cómo vieron de cerca la muerte