Declaran alerta roja en Alotenango por el Volcán de Fuego y esto significa

Debido al incremento en la actividad del volcán de Fuego y la caída de ceniza, se declaró alerta roja municipal en Alotenango, Sacatepéquez.

Alotenango se declaró en alerta roja. (Foto: Conred)
Alotenango se declaró en alerta roja. (Foto: Conred)

El subsecretario de Gestión de Reducción de Riesgo de Cored, Walter Monroy, informó que los cuerpos de socorro y otras instituciones están en alerta desde el pasado viernes 12 de febrero debido al aumento en la actividad de los volcanes de Fuego y Pacaya.

Pero, fue hasta la tarde de este domingo 14 de febrero, luego de una reunión de las instituciones que integran Conred, que se declaró alerta roja municipal en Alotenango, Sacatepéquez, debido al incremento de la actividad en el volcán de Fuego.

 

Ambos volcanes activos lanzaron ceniza y se emitieron avisos de dispersión de la misma para más de 15 municipios, aunque finalmente el vocero de Conred, David De León, confirmó que se reportó caída del material volcánico en Antigua Guatemala, San Miguel Dueñas y Alotenango, todos municipios de Sacatepéquez.

¿Qué implica la alerta roja en Alotenango?

Por ahora, la alerta roja en Alotenango no implicará evacuaciones de comunidades aledañas al volcán de Fuego.

Pero, sí significa que el Centro de Operaciones de Emergencia de Alotenango está activo y monitorea la actividad del volcán para detectar cualquier aumento en la misma.

Además, implica que los equipos de Primera Respuesta de Conred, el equipo de emergencia municipal, ejército , bomberos y otros cuerpos de socorro están en apresto y listos ante cualquier llamado que se de en las siguientes horas.

También se ha habilitado un albergue en Alotenango y está listo para ser usado si es necesario. Por ahora, no hay ninguna persona albergada.

La actividad del volcán

El volcán de Fuego está activo, registrando entre cinco y ocho explosiones débiles por hora, expulsando columnas de gas y ceniza a una atura de 4 mil 500 metros sobre el nivel del mar. Emite sonidos similares a una locomotora de tren, lo que significa que tiene una actividad efusiva alta.

Su actividad, aunque es alta, está estable y muy por debajo en comparación de cuando el volcán causó la tragedia en 2018.