MP sospecha que sacerdote falsificó firmas para figurar como único dueño de finca

El sacerdote Ricardo Sáenz Cóbar, es sospechoso de haber falsificado firmas para figurar como único dueño de la finca La Chacra, Santa Inés del Monte Pulciano, Antigua Guatemala, cuya propietaria, su madre, falleció el año pasado, y ahora otra de sus hijas también la reclama.

Un grupo de abogados alertó al concejo de Antigua Guatemala sobre posibles anomalías en la propiedad de la finca La Chacra. (Foto Prensa Libre: Julio Sicán)
Un grupo de abogados alertó al concejo de Antigua Guatemala sobre posibles anomalías en la propiedad de la finca La Chacra. (Foto Prensa Libre: Julio Sicán)

Un grupo de abogados en representación de María Cristina del Rosario Sáenz Cóbar, hermana del sacerdote, comentó que se sospecha de la falsificación de la firma de la propietaria de la finca La Chacra en un documento de sucesión de herencia y otro en el que el inmueble pasó a ser propiedad de una sociedad anónima.

Los profesionales se reunieron recientemente con el concejo de Antigua Guatemala para alertarlos y evitar que autoricen licencias de construcción en ese inmueble hasta que el caso se ventile en el Ministerio Público (MP) y tribunales y no afecte a terceras personas.

Según investigación del MP, luego del fallecimiento de Clemencia Sáenz Novales, propietaria de la finca de 11.5 caballerías de extensión y que se halla en la entrada principal de la Antigua Guatemala, su hija, María Cristina del Rosario Sáenz Cóbar, residente en los Estados Unidos, viajó al país para verificar los documentos legales del inmueble y reclamar su herencia que por derecho le corresponde dentro de la sucesión hereditaria.

Sin embargo, encontró una escritura, supuestamente firmada por su madre en la que se hace constar que el único heredero y actual propietario del inmueble es su hermano Ricardo, el sacerdote.

“La escritura número 46-2005, faccionada presuntamente por el notario Héctor Fajardo Villagrán, está firmada por la propietaria del inmueble, pero en esa fecha ella se encontraba en Estados Unidos”, dijo uno de los abogados.

Manifestó que documentos migratorios presentados en el MP señalan que Clemencia Cóbar Novales viajó a los Estados Unidos el 27 de julio del 2005 y regresó al país el 27 de septiembre del 2016, lo que hace imposible que ella estuviera presente para la firma de la escritura de la herencia a favor del sacerdote. Además, existen documentos de un tratamiento médico y una cirugía a los que se sometió durante su estancia en ese país.

Otra posible irregularidad es que Caleruega, S.A. es la propietaria de la finca y su representante legal es el sacerdote, quien ha presentado trámites, licencias y autorizaciones en la comuna antigüeña y otras instituciones del estado.

La representación legal de María Cristina del Rosario Sáenz Cóbar, asegura que ambas escrituras se encuentran en discusión judicial por lo que existe una preocupación de que el Concejo autorice cualquier acción en esa finca que podría afectar a terceros en su patrimonio.

“Si un juez determina que son documentos falsificados, la propiedad pasaría a la antigua propietaria, por lo que María Cristina del Rosario Sáenz Cóbar formaría parte de la sucesión hereditaria”, añadió otro abogado.

María Eugenia Contreras, concejal tercero, solicitó someter a votación una prohibición parcial para que el Concejo se abstenga de conocer cualquier trámite donde esté involucrado ese inmueble hasta que se defina la certeza jurídica de la propiedad. Se acordó que la votación sería en la próxima reunión.

Antecedente

En la finca La Chacra se han desarrollado dos proyectos inmobiliarios de gran envergadura. Según el exconcejal, Majín Hernández, por la autorización de los mismos el Concejo presidido por el exalcalde Adolfo Vivar, procesado por presuntos actos de corrupción, se repartió Q1 millón.

No obstante, el caso fue sobreseído por falta de mérito el año pasado por la jueza Sherlin Figueroa, del Juzgado de Primera Instancia Penal en Sacatepéquez.