Migrantes

Autoridades mexicanas incrementan seguridad en la frontera con Tecún Umán

Alambre de púas y picos de metal fueron colocados por policías mexicanos en la baranda que divide la frontera entre Guatemala y México, como una medida para evitar un nuevo intento de los migrantes centroamericanos por pasar al otro lado, en su viaje rumbo a Estados Unidos, pero estos se atraviesan el río Suchiate.

Por Rolando Miranda, Enrique Paredes y Mynor Toc

Hondureños atraviesan el río Suchiate.
Hondureños atraviesan el río Suchiate.
Agentes mexicanos apostados a la orilla del río Suchiate.
Agentes mexicanos apostados a la orilla del río Suchiate.
México refuerza seguridad en la frontera.
México refuerza seguridad en la frontera.
Migrantes hondureños atraviesan el río Suchiate.
Migrantes hondureños atraviesan el río Suchiate.
Migrantes hondureños atraviesan el río Suchiate.
Migrantes hondureños atraviesan el río Suchiate.
Migrantes hondureños atraviesan el río Suchiate.
Migrantes hondureños atraviesan el río Suchiate.
México refuerza seguridad en la frontera.
México refuerza seguridad en la frontera.
Migrantes hondureños atraviesan el río Suchiate.
Migrantes hondureños atraviesan el río Suchiate.
Migrantes hondureños atraviesan el río Suchiate.
Migrantes hondureños atraviesan el río Suchiate.
México refuerza seguridad en la frontera.
México refuerza seguridad en la frontera.
México refuerza seguridad en la frontera con Tecún Umán.
México refuerza seguridad en la frontera con Tecún Umán.

La mañana de este lunes varios hondureños intentarán atravesar el río Suchiate para llegar a territorio mexicano y seguir su camino hasta llegar a EE. UU., otros esperan que las autoridades mexicanas los dejen pasar por el puente, mientras las familias permanecen en la aduana de Tecún Umán, San Marcos. 

Helicópteros oficiales de México han sobrevolado bajo sobre el río, a menera de disuadir a los migrantes que decidieron atravesar el Suchiate para llegar al lado mexicano.

Las acciones de las autoridades mexicanas no ha desincentivado a los centroamericanos que, por falta de empleo, inseguridad y otros factores, han viajado cientos de kilómetros para buscar mejores condiciones de vida. 





Cientos de migrantes hondureños llegaron el sábado pasado a Tecún Umán para unirse al grupo que ha permanecido durante varios días en el parque central del lugar, en donde se espera que hoy llegue la caravana de salvadoreños que ingresó la noche del domingo por Ciudad Pedro de Alvarado, Moyuta, Jutiapa, para universe a los hondureños. 









Un comunicado firmado por los cuerpos de socorro, la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio de Gobernación subraya que “la seguridad y orden del municipio serán tomados desde este momento por la Policía Nacional Civil, Policía Municipal de Ayutla y el Ejército de Guatemala, con el fin de salvaguardar la vida de los vecinos ayutlecos”.

Un camino de piedras se observa sobre el puente Rodolfo Robles, donde los migrantes centroamericanos intentarán atravesar la frontera hacia México. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Un camino de piedras se observa sobre el puente Rodolfo Robles, donde los migrantes centroamericanos intentarán atravesar la frontera hacia México. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Algunas familias hondureñas aún tienen la esperanza de que los dejen ingresar a México, para continuar su viaje a EE.UU.





En Tecún Umán se observa una gran cantidad de jóvenes, algunos armados con piedras y armas caseras, lo que podría presagiar disturbios como los ocurridos el domingo cuando se registró un enfrentamiento entre migrantes y autoridades y un hondureño murió, supuestamente por una bala de goma que le golpeó la cabeza. El gobierno mexicano negó tener responsabilidad en ese hecho como señalaban los Bomberos Voluntarios. 

Migrantes salvadoreños caminan por Santa Rosa, en su camino hacia Tecún Umán, San Marcos. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
Migrantes salvadoreños caminan por Santa Rosa, en su camino hacia Tecún Umán, San Marcos. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

El Ejército mexicano mantiene lanchas sobre el río Suchiate y advierte a las personas que atravesar el afluente es un acto ilegal. 





Los salvadoreños suman alrededor de 500, entre adultos y niños, y se dividieron en dos grupos para llegar a la frontera con México. Un grupo viaja en autobús y ya pasó Escuintla para continuar por la carretera de la Costa Sur, el otro camina por Santa Rosa.

Migrantes salvadoreños caminan por Santa Rosa, en su camino hacia Tecún Umán, San Marcos. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
Migrantes salvadoreños caminan por Santa Rosa, en su camino hacia Tecún Umán, San Marcos. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

Confuso incidente

Algunos medios internacionales afirman que un migrante, de los más de un millar que intenta llegar a Estados Unidos, falleció este lunes cuando cruzaba a pie el río Suchiate, que separa a México de Guatemala.

Reporteros de la agencia Acan-Efe vieron como el hombre, que no ha sido identificado, moría supuestamente por ahogamiento mientras intentaba cruzar el caudal y un compañero se acercó para intentar rescatarlo, pero no pudo hacer nada por salvarle la vida.

Sin embargo, esta tarde, el Comisionado Nacional de Derechos Humanos de Honduras informó en un comunicado que el migrante no murió, gracias a las maniobras de resucitación de resucitación de agentes de la Marina de México.

El comunicado señala: “El Comisionado Nacional de Derechos Humanos de Honduras informa que el compatriota hondureño que se había dado por fallecido, en el río Suchiate, se encuentra con vida luego de haber sido reanimado por la Marina de México”.

Contenido relacionado: 

> México niega que policía mató a hondureño

> Amigdalitis y problemas de piel son los principales padecimientos de los migrantes hondureños

> Caravana de migrantes salvadoreños cruza la frontera guatemalteca