Derriban un árbol sobre la ruta: Sigue la tensión en Malacatán por falta del servicio de energía (y qué responde Energuate)

El alcalde de Malacatán, Emilio Gálvez, dijo que se mantiene en comunicación con la distribuidora para que se restablezca el servicio.

Momento en que vecinos derriban un árbol, posiblemente un conacaste, sobre la ruta hacia la frontera El Carmen.
Momento en que vecinos derriban un árbol, posiblemente un conacaste, sobre la ruta hacia la frontera El Carmen.

La tensión continúa este 29 de marzo en Malacatán, San Marcos, en una protestar por falta de energía eléctrica que incluyó el derribo de un árbol para bloquear el km 282.5 de la ruta hacia la frontera El Carmen.

A eso de las 18 horas ya estaba habilitado el paso hacia la frontera, pero durante todo el día estuvo bloqueado por un árbol, posiblemente de conacaste, que vecinos tumbaron para obstaculizar el paso de vehículos.

Los Bomberos Voluntarios locales informaron que equipos de ese cuerpo de socorro y policías trabajaron para remover el árbol y los vecinos se retiraron, pero existe la posibilidad de que la protesta se traslade al área urbana del municipio.

Los vecinos reclaman que tienen hasta 10 semanas sin servicio de energía y para trabajar en el comercio han tenido que comprar generadores de gasolina, pero encarece sus productos.

Lea más | Comuna de Puerto San José recogió unas 22 mil libras de basura en la playa el fin de semana

Asimismo, hay quienes aseguran que están al día en sus pagos, pero la empresa Energuate mantiene cortado el fluido eléctrico a causa de las conexiones ilegales.

El alcalde de Malacatán, Emilio Gálvez, dijo que se mantiene en comunicación con la distribuidora para que se restablezca el servicio.

Por su parte, Energuate expresó que la irregularidad en el servicio en comunidades de San Pablo, Catalina y Malacatán es consecuencia exclusiva de la manipulación de las redes y conexiones ilegales en esas localidades.

“La mayor parte de la población ha manifestado su intención de normalizar las conexiones directas; sin embargo, persiste el control de pequeños grupos violentos que han impedido o agredido a las brigadas de la empresa, cuando se han programado trabajos de regularización de las instalaciones eléctricas”, sostuvo la distribuidora, al tiempo que reiteró su disposición por una resolución pacífica y en el marco legal.