Descubre por qué tu mascota cambia de pelo/piel/plumas

Se le llama muda y es necesaria para la limpieza y desarrollo de tu mascota.

Archivado en:

Arca de NoéMi Mascota

La muda de pelo es un proceso natural de las mascotas. Les ayuda a cambiar su capa de pelaje con frecuencia para deshacerse del pelo muerto. Igual los reptiles y en el caso de las aves, ellas cambian de plumaje constantemente. Conoce en esta nota algunas claves para entender este proceso y hacerlo más fácil para tu mascota y para tu hogar.

¿CUÁNDO SE DA LA MUDA Y CUÁNTO DURA?

En los mamíferos, en este caso en perros y gatos, puede ser por cambio de temporada climática, por cambios hormonales o nutricionales. Antes, las mudas en gatos y perros estaban bien marcadas por la entrada del verano y el invierno. Sin embargo, con los cambios tan radicales y extraños de clima que se viven en la actualidad, parece que pasaran constantemente por este proceso.

Es por eso que ahora sueltan pelo todo el tiempo y los ambientes, así como tu ropa, sufren las consecuencias al cubrirse en capas de pelos muy finos. Sin embargo, tienes un arma secreta bajo la manga para minimizar esta invasión: el cepillo.

Cepilla a tu perro frecuentemente así lo ayudarás a que elimine el subpelo más rápido. El subpelo es el que se cae cuando hay calor para mantenerlo fresco pero que crece cuando hay frío, para abrigarlo. Consulta con tu veterinario de confianza sobre cuál es el cepillo o peine adecuado para su tipo de pelo. No es lo mismo peinar a un perro con pelo corto, a otro que lo tenga largo y liso u otro diferente con rizos tupidos. No se lo debes arrancar. Cepilla de manera suave y con pasadas cortas a favor del pelo. Luego en contra para retirar el subpelo muerto. Ponle más empeño al cepillado diario que al lavado, pues este último se puede hacer como mínimo una vez al mes.

En los gatos, el cepillado es diario: no solo es importante durante la época de caída de pelo, ahora se recomienda que se haga diariamente. Cepíllalo primero en el sentido del crecimiento del pelo y otro en contra. Esto con el propósito de retirar el pelo muerto y evitar que este se lo trague cuando se limpia, y se formen bolas de pelo en su estómago. El pelaje para tu gato es muy importante. No solo porque le da un distintivo estético, sino también porque le ofrece información sensorial para comunicarse con otros animales y con los humanos. Lo protege del río, del viento, de la lluvia y de las enfermedades.

Otros animales

  • En el caso de las aves, al cambiar de plumaje constantemente, es un poco imperceptible notar las razones. Los cambios más marcados son en verano e invierno. Además, las plumas se caen también por cuestiones cotidianas o por los cambios en su dieta, por estrés, por cambios hormonales, posibles enfermedades o cambios reproductivos.

 

  • En los reptiles, estos cambios de piel se dan por crecimiento, cambio de humedad o incluso después de comer. Para ayudar a tu reptil, puedes colocar piedras en las cuales pueda rascarse y facilitarle este proceso. Nunca le quites la piel vieja pues podrías ocasionarle lesiones. Solo ayúdalo con mantener su terrario limpio de heces y comida para evitarle infecciones. Consulta con el veterinario si vez que tu reptil no logra completar la muda o tiene heridas o infecciones en la piel que también se lo impidan.

 

Fuente: Arca de Noé. Bióloga Marta Bravo. Muy Interesante, Muy Mascotas.