Ayudante de albañil y ‘gamer’: los eSports irrumpen en las favelas de Rio de Janeiro y esta es la historia de Luiz Augusto Jr

La vida Luiz Augusto Jr cambió radicalmente hace tres años, cuando este ayudante de albañil empezó a producir contenido relacionado con juegos electrónicos en Vigário Geral, una favela de la zona norte de Rio de Janeiro, con elevados índices de pobreza y violencia.

Publicado el
Luiz Augusto Jr, es un streamer brasileño que va ganando popularidad en el mundo de los eSports. (Foto Prensa Libre: AFP)
Luiz Augusto Jr, es un streamer brasileño que va ganando popularidad en el mundo de los eSports. (Foto Prensa Libre: AFP)

Gracias a una formación proporcionada por una oenegé, Luiz Augusto creó también su propio canal de vídeos en internet, donde se presenta como “AFG Sr Madruga” y participa en competiciones de Grand Theft Auto (GTA), uno de los ‘games’ de acción más populares del mundo.

“Empecé jugando en una lan-house [ciber-café de videojuegos] en la comunidad y me gastaba buena parte de mi salario. Cuando fui a AfroGames, mi abuela y mi madre me decían que era imposible ganar dinero con eso, pero me apoyaron“, cuenta Luiz Augusto, de 23 años.

El joven se convirtió en el primer streamer (persona que hace trasmisiones en vivo mientras participa en un videojuego) de AfroGames, un proyecto creado por la asociación AfroReggae, que desde hace 28 años promueve la inclusión y la justicia social a través del arte y la educación.

Unos 100 jóvenes y adolescentes participan en las actividades, patrocinadas por grandes marcas como Chantilly Produções (productora de eventos), la aerolínea GOL o SporTV, del Grupo Globo.

Instalados en una sala de Vigário Geral, los aspirantes a gamers disponen de las mejores computadoras, de equipos audio y video y de la orientación de especialistas de un sector que este año moverá US$180 millones en el mundo, más del doble de los US$74 millones de las industrias de la música y el cine, según la consultora Newzoo.

(Foto Prensa Libre: AFP)

Los seis miembros del equipo AFG eSports reciben un salario mínimo (1.100 reales, unos 210 dólares) y cuentan con la asistencia de un técnico, un psicólogo y un entrenador físico.

Luiz Augusto Jr. consiguió una beca de 600 reales para realizar sus transmisiones.

“Hoy soy alguien reconocido por los habitantes y quiero convertirme en un productor de contenido, un influenciador digital. Aquí estoy aprendiendo a hacer eso”, afirma.

“Games, el nuevo rock”

“Cuando era más joven, la muchachada se juntaba para crear una banda de rock. Hoy se reúne para crear un equipo de eSports. Los games son el nuevo rock-n roll”, dice Ricardo Chantilly, exempresario del área musical y hoy uno de los directores de AfroGames.

Chantilly recuerda que el proyecto nació después de una charla con los directores de AfroReggae, José Júnior, CEO de AfroReggae Audiovisual, y William Reis, actual coordinador do AfroGames.

AfroGames, equipo de eSports de Rio de Janeiro. Joao Barbosa, 17, Daniel de Paula, 19, Ronald Nascimento, 19, Yuri Souza, 20, Gabriela Ferreira, 19, y Thiago Pestana, 21, son los integrantes. (Foto Prensa Libre: AFP)

“Ellos querían un proyecto en el área musical, pero les dije que el camino eran los eSports y el desarrollo de los games. Y combinamos para que les presentara una idea”.

Les mostró entonces imágenes de torneos nacionales e internacionales de juegos electrónicos en gimnasios llenos y a los directores de la ONG les intrigó la ausencia de negros entre los competidores, relata William Reis.

Una ausencia llamativa en Brasil, donde el 55% de la población se declara negra o mestiza.

“Nos dimos cuenta de que esas imágenes no nos representaban. Y nos dijimos: ¿por qué no crear un equipo en la favela?”, añade Reis, nacido también en Vigário Geral.

Campeonato de las favelas

La iniciativa cobró cuerpo en mayo de 2019, con cursos de programación de games e inglés y con la formación del primer equipo de League of Legends (LoL), un juego de batalla en línea que en el campeonato mundial de ese año distribuyó 2,225 millones de dólares en premios.

Nos entrenamos de lunes a viernes y tenemos cursos de inglés“, destaca Gabriela Evellyn, de 19 años, única chica del equipo, conocida como “AFG Haru”.

“Cuando jugamos, no cambia nada ser mujer. Pero si alguien hace alguna broma con eso, pongo más empeño en derrotarlo para decirle después:’¿Viste? Perdiste con una mujer'”.

A causa de la pandemia, AFG eSports no participó en ningún torneo en 2020, pero espera volver a hacerlo este año, en un evento organizado por AfroReggae.

La ONG espera abrir un núcleo en la favela de Cantagalo, una colina que domina el acomodado barrio de Ipanema. “Vamos a tener allí una arena de eSports, donde pretendemos realizar el primer campeonato entre equipos formados por habitantes de las favelas”, revela Reis.

Archivado en:

eSportsGTA