Barcelona: Conoce a la nueva generación de canteranos que llama a la puerta de Koeman

En la primera semana de entrenamientos a las órdenes de Ronald Koeman ha habido siete jugadores del filial que se han ejercitado regularmente con los integrantes de la primera plantilla: Sergio Akieme, Jorge Cuenca, Konrad de la Torre, Ilaix Moriba, Monchu, Arnau Tenas y Oriol Busquets.

Ronald Koeman, durante las prácticas de esta semana con el Barcelona. (Foto Prensa Libre: EFE)
Ronald Koeman, durante las prácticas de esta semana con el Barcelona. (Foto Prensa Libre: EFE)

El Barcelona ha ido corto de efectivos a causa de la convocatoria de selecciones, la no comparecencia de Leo Messi para forzar su salida del club, a las vacaciones de Philippe Coutinho hasta el viernes, las bajas de Miralem Pjanic, Jean-Clair Todibo y Samuel Umtiti por coronavirus y al fichaje de Ivan Rakitic por el Sevilla.

El entrenador holandés, Ronald Koeman, como es habitual en las pretemporadas, ha abierto las puertas a los jugadores del filial.

Sergio Akieme (Madrid, 1997) es un lateral zurdo con mucha capacidad ofensiva que aún no ha debutado con el primer equipo del Barcelona, pero sí en Primera División. Fue en las filas del Rayo Vallecano, en el cual jugó dos encuentros completos en la máxima categoría antes de que lo fichara el Barcelona B y disputara 27 partidos en la Segunda División B el curso pasado. Su punto débil es el posicionamiento defensivo.

Jorge Cuenca (Madrid, 1999) es un central con una buena salida de balón y dominio del juego aéreo que llegó en verano del 2018 procedente del Alcorcón B para jugar en el filial azulgrana en Segunda A, a las órdenes de Gerard López, y se convirtió en un fijo de sus onces, al igual que con García Pimienta en Segunda B.

Además, ya ha debutado con el primer equipo. Fue el 31 de octubre de 2018 en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante la Cultural Leonesa.

Por su parte, Konrad de la Fuente (Miami, 2001) ha sido uno de los jugadores que destacaron más en la promoción de ascenso del filial a Segunda División A gracias a su uno contra uno y a sus cambios de ritmo.

El extremo izquierdo llegó a estos partidos decisivos en edad juvenil y habiendo jugado tan solo cuatro encuentros con el Barcelona B, pero no se arrugó y fue el autor de dos goles y una asistencia en los 277 minutos que disputó. Lleva en el club desde el 2014, cuando este lo fichó de la Damm en edad infantil.

Ilaix Moriba (Conakry, Guinea, 2003) tampoco ha debutado con el primer equipo, pero es una de las perlas de la cantera señaladas para hacer carrera en el Barça.

El mediocentro destaca por su potencia física y su técnica y por él se han interesado importantes clubes europeos, pero los responsables azulgranas no han querido escuchar ofertas. Moriba ha jugado 11 encuentros con el filial, tres de ellos en la promoción a Segunda A.

Monchu (Palma de Mallorca, 1999) es de estos siete jugadores el más conocido para el aficionado azulgrana. Debutó con el primer equipo en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones ante el Nápoles y fue convocado para los cuartos de final ante el Bayern de Múnich.

El mediocentro, capitán del Barcelona B y poseedor de una gran personalidad, fue clave para que el conjunto de García Pimienta estuviese muy cerca de conseguir el ascenso. De todas maneras, lo más probable es que esta temporada se marche cedido.

Arnau Tenas (Vic, 2001) es el portero más prometedor de la cantera azulgrana y son muchos los que lo ven afianzándose en un futuro en la portería del Camp Nou.

Aunque de momento tan solo ha disputado un partido con el filial, está previsto que esta temporada coja importancia en el bloque de García Pimienta. Tiene un gran dominio del juego con los pies, algo básico para un guardameta azulgrana.

Por último, el mediocentro defensivo Oriol Busquets (Sant Feliu de Guíxols, 1999) regresa de una cesión al Twente holandés que no ha convencido a los responsables deportivos azulgranas y se le buscará una salida este verano.

Además, el central uruguayo Ronald Araújo (Rivera, Uruguay, 1999) también pertenece aún al filial, pero Josep Maria Bartomeu informó hace semanas que tendrá ficha del primer equipo esta temporada.

Durante el tramo final del curso 2019-2020 disputó 221 minutos con Quique Setién y fue convocado para la fase final de la Champions disputada en Lisboa.

Una vez regresen todos los efectivos que faltan (ayer sábado ya lo hicieron los convocados con la selección española sub-21, entre los que había otros canteranos como Iñaki Peña, Juan Miranda y Riqui Puig) será el momento en el que Koeman deberá elegir si alguno de los jugadores del filial puede tener un hueco en la primera plantilla de cara al inicio de las competiciones oficiales, que para el Barcelona será el fin de semana del 27 de septiembre con la visita del Villarreal al Camp Nou en partido de Liga.

En el inicio del curso pasado Ansu Fati ya irrumpió de manera inesperada desde la cantera y este año el contexto del coronavirus, el cual no permite hacer grandes inversiones en fichajes, y los descartes de jugadores importantes por parte del técnico holandés con la intención de remodelar la plantilla provocan que sea más adecuado que nunca echar un ojo a La Masia.