Copa Libertadores: Palmeiras es finalista 20 años después, pero sufrió ante un River que apeló a un partido épico

River Plate lo intentó, pero no le alcanzó. Metió dos goles en 44 minutos, pero luego, el VAR, le anuló otros dos -por un fuera de lugar y un penal que no fue.-

Los jugadores de Palmeiras el pase a final de la Copa Libertadores tras vencer al River Plate. Foto Prensa Libre: AFP.
Los jugadores de Palmeiras el pase a final de la Copa Libertadores tras vencer al River Plate. Foto Prensa Libre: AFP.

Desde el pitido inicial River Plate se fue con todo hacia la portería de Palmeiras. Sabía que así debía ser para revertir, y reparar, el fiasco de la semana anterior en Argentina. El equipo de Marcelo Gallardo apeló a una noche épica, tal como lo dijo el técnico en la conferencia de prensa pasada, pero no la consiguió. Ganó 0 a 2, pero no fue suficiente.

El cuadro paulista sufrió para avanzar a una final de Copa Libertadores 20 años después. Ganaron 3 a 2, con dos goles anulados a River por el central tras la revisión en el VAR.

Rafael Santos Borré se lamenta de la derrota en la semifinal contra Palmeiras. Foto Prensa Libre: AFP.

River sufrió hasta el final. Un fuera de juego, que tuvo que ser revisado por el VAR, anuló el golazo de Gonzalo Montiel al minuto 52.

Momento en que Gonzalo Montiel de River Plate pateaba al arco del Palmeiras y marcaba el empate, pero la jugada fue anulada tras revisión del VAR. Foto Prensa Libre: EFE.

Con ese tanto los Millonarios había emparejado la serie y obligaban a ir a una tanda de penales. Pero la euforia se acabó cuando el árbitro fue alertado por el video arbitraje que una jugada previa, un fuera de juego, invalidaba la anotación.

River no bajó la guardia, aunque si resintió el golpe anímico por la anulación de ese gol que le daba vida a la noche épica a la que había apelado Gallardo. Y fue peor cuando al 72′ fue expulsado, por doble tarjeta amarilla, Robert Rojas, el anotador del primer tanto de la noche.

El entrenador de River Marcelo Gallardo no pudo llegar a su tercera final consecutiva en Copa Libertadores. Foto Prensa Libre: EFE.

El equipo argentino se quedó con diez, y con menos tiempo para conseguir la anotación que les mantuviera con vida.

Al minuto 74 se vino una nueva ilusión. El árbitro marcó una falta contra un jugador del conjunto visitante. Penal para River. Un penal que le devolvía la ilusión para lograr el objetivo de avanzar en la serie. Pero de nuevo el VAR determinó que no había habido falta. Y así siguieron.

El arquero de Palmeiras Weverton se abraza con su entrenador Abel Moreira tras avanzar a la final. Foto Prensa Libre: EFE.

3 a 2 y el golpe fue aún peor. River siguió intentando. Con uno menos se fue hacia el ataque y estuvo a punto de conseguir el ansiado empate, pero portero, poste y defensa, evitaron al 81 el gol del empate.

Weverton, portero de Palmeiras, salvó a su equipo en varias oportunidades. Foto Prensa Libre: AFP.

Ahora el Palmeiras espera a su rival de la serie entre Santos y Boca Juniors que se juega el trece de enero a las 16:15 horas en Brasil.